El ministro Manzur dijo que "el 90% del virus que circula es del tipo A"

Darán tratamientos a las personas que padezcan una infección respiratoria aguda grave y requieran internación.
Los ministros de Salud de todo el país recomendaron ayer que todos los pacientes que sufran una "infección respiratoria aguda grave" reciban el tratamiento contra la gripe A, que provocó ayer ocho nuevas muertes en el país.

Pese a que el ministro de Salud, Juan Manzur, desaconsejó el cierre preventivo de lugares públicos, consideró válida la medida en el caso de sitios "a los que concurran jóvenes". De todos modos insistió en que el Gobierno no declarará la emergencia sanitaria porque se trata de una medida que "está vigente desde 2002", cuando con motivo de la crisis económica el entonces presidente Eduardo Duhalde la incluyó en un decreto.

Además, dejó en manos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner la posibilidad de otorgar un asueto para el viernes, con el objetivo de que las personas no vuelvan a trabajar tras el feriado del 9 de Julio.

Manzur encabezó durante cuatro horas el encuentro del Consejo Federal de Salud (Cofesa), que decidió suministrar tratamientos para la gripe A a personas que padezcan "una infección respiratoria aguda grave que requieran internación". La droga Oseltamivir será destinada para las personas consideradas en "riesgo" por padecer alguna enfermedad crónica o inmunosupresiva y también a los adolescentes mayores de 15 años, aunque "siempre a las 48 horas de iniciados los síntomas".

En tal sentido, Manzur consideró que los jóvenes mayores de 15 años se encuentran "en un grupo etáreo más vulnerable, con mayor predisposición a tener la presencia del virus".

El ministro ratificó, además, que el 90% del virus de influenza en circulación es el H1N1, y dijo que avanzó con los jefes de cartera en el marco del Cofesa para unificar criterios sobre la gripe A.

Los ministros analizaron la evolución epidemiológica y la curva de la expansión de la enfermedad tras la confirmación del primer caso, el 7 de mayo. El funcionario ratificó que desde la semana epidemiológica 19 la presencia del virus "es de aproximadamente 90%, desplazando al virus que anteriormente circulaba en el país y producía este tipo de enfermedades tipo influenza".

Por último, Manzur abrió la posibilidad de que las Fuerzas Armadas puedan colaborar con el Ministerio de Salud en la atención de pacientes. "Tienen una importante infraestructura, médicos y enfermeras que pueden ser de utilidad en caso de ser necesario", señaló.

Los ministros, en tanto, acordaron que "las tomas virológicas" para detectar el virus no serán a partir de ahora masivas, y anunciaron que "equipos técnicos avanzan en descifrar el genoma del virus" para iniciar la fabricación de una vacuna.

Durante la jornada se conocieron ocho nuevos fallecimientos provocados por la influenza A (H1N1). El Ministerio de Salud santafesino reportó cinco muertes, lo que elevó la cifra de muertos a 18 en la provincia. Además, los gobiernos de Neuquén y San Juan confirmaron hoy los primeros decesos en las provincias a raíz de la influenza A (H1N1), mientras el ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, confirmó el séptimo fallecimiento en la ciudad.

Según informes oficiales de la Nación y las provincias, 73 personas fallecieron víctimas de la gripe A desde el 7 de mayo, cuando se detectó el primer caso en el país, fecha que fue confirmada ayer por el ministro Manzur.

Comentá la nota