Ministro Lembo

El jefe de la cartera de Hacienda, Miguel Angel Lembo, ratificó que dar lugar al planteo de la dirigencia gremial por un nuevo incremento de salarios significará “perder la previsibilidad de las cuentas del Estado”, al tiempo que aseguró que el ejercicio 2008 “superó ampliamente” las expectativas en el campo salarial, quedando establecido el ofrecimiento de 100 pesos en enero y 100 pesos en febrero.
Recordó que “durante 2008, en medio de una situación en extremo compleja, en un contexto general se dio respuestas al planteo por mejoras salariales, en donde el panorama es aún más delicado si el mercado que financia está muy limitado o acotado, por lo que se debe ser muy serios en ese tema”.

Aseguró que la Provincia de Jujuy “no se apartará de la pauta establecida por el nivel central” y que “continuará cumpliendo con sus compromisos y obligaciones”.

Hizo notar que había un incremento propuesto del 19,5% para el periodo 2008 y la Provincia superó esa pauta otorgando un incremento del 21%, convirtiendo conceptos que significaron un incremento adicional para los empleados, como un aguinaldo extra que es una medida excepcional y que fue firmada por los dirigentes gremiales como una medida única.

Resaltó que “se debe tener en cuenta que el sector de los empleados públicos no es el único que debe atender gobierno, sino que hay muchas otras obligaciones que deben necesariamente ser cumplidas”.

“Primeramente explicó- somos prestadores de servicios públicos, y el pago de los haberes es una variable muy importante”. Bajo este concepto, consideró una “contradicción” la postura de los dirigentes por un incremento “cuando se les informa que ello implica solicitar préstamos para afrontar esa obligación y después, pasado el tiempo, quieren que no se pague las deudas. No es serio ese razonamiento”, acotó.

Estimó oportuno tener en cuenta que “en los últimos dos meses Jujuy recibió mucho menos recursos de los que tenía previsto y aún así en ningún momento se manifestó que no iban a cumplir compromisos asumidos”.

“Los empleados públicos y el Pueblo de Jujuy son quienes tienen que hacer la evaluación del comportamiento del gobierno, que propone el diálogo, entendiendo que no se puede vivir en conflictos permanentes”, reflexionó.

Por último, el ministro Lembo apeló a la solidaridad de todos, “porque en medio de la crisis, hay muchos argentinos que no solo están solicitando un incremento salarial, sino que hay otros ni siquiera tienen trabajo”.

Comentá la nota