El ministro Kosiner dijo que la salud debe ser una prioridad

El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, a cargo de la cartera de Gobierno, Pablo Kosiner, se refirió a la conclusión del traslado de pacientes del viejo hospital de Niños Jesús de Praga al Hospital Público Materno Infantil destacando la eficiencia puesta de manifiesto por parte de todo el personal que participó en el operativo.

En este sentido, el funcionario provincial resaltó la voluntad puesta de manifiesto por el plantel médico, técnico y profesional del ex nosocomio y de quienes tuvieron la responsabilidad de recibir a los niños que ya cuentan con la posibilidad de estar en un lugar apto para su atención y cuidado.

Sobre el particular Kosiner dijo que los salteños debemos sentirnos orgullosos de saber que "los familiares de aquellos niños que pasan por situaciones difíciles de salud tienen la certeza de que en el Nuevo Hospital Público contarán con un equipo profesional y técnico que podrá aliviar su dolor y devolverle la sonrisa".

"La salud debe ser una prioridad y un derecho de todos y cada uno de los salteños, por eso desde el gobierno, a través de la decisión adoptada por el gobernador Juan Manuel Urtubey, el Gobierno hizo un gran esfuerzo económico y destinó 96 millones de pesos para el funcionamiento del hospital materno infantil y de niños".

Consultado sobre la estabilidad laboral del plantel que prestaba funciones en el viejo Hospital de Niños, Kosiner, dijo que "se resguardará el derecho de los trabajadores y se respetará el cobro de sus haberes y el estatuto que rige para el sector" porque "acá no hubo cambio de personas, sino simplemente de lugar en la atención de los niños. Estamos convencidos que la atención será mejor y esto lo puede atestiguar quienes son atendidos en el nosocomio", aseveró el responsable de la cartera de Justicia.

Comentá la nota