EL MINISTRO DE JUSTICIA SE ATRASÓ PERO HABLÓ CON LA PRENSA Vino Casal, entregó escrituras, la dio un notable respaldo a José y dijo que pondrán más policías en las calles, incluso retirados

El ministro de Justicia de la Provincia, Ricardo Blas Casal, pasó muy rápido, pero en el acto oficial llamó la atención el rotundo apoyo a Jose Eseverri: “incansable luchador de Olavarría”, lo calificó. Entregaron 120 escrituras, y el funcionario aseguró que con la jefa de los fiscales de la Provincia se trabaja en la creación de un cuerpo de detectives. Y repitió que ayer se lanzó un plan para reincorporar a “policías retirados jóvenes de antecedentes intachables”.
El ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, estuvo esta tarde en Olavarría para encabezar la entrega de 120 escrituras inmobiliarias junto al intendente José Eseverri y la diputada provincial Alicia Tabarés, y luego paró unos minutos su gira regional (estuvo en Tandil, en Tapalqué y en Azul) para hacer decaraciones sobre el tema del momento.

Casal hizo algunos anuncios, pero ante un recinto de deliberaciones del Concejo lleno de familias que fueron a buscar sus escrituras fue rotundo al respaldar al intendente José Eseverri en un contexto nacional complicado, de “tiempos difíciles”.

Casal lo calificó de “incansable luchador de Olavarría”, destacó sus antecedentes como legislador y ya más en privado, en la conferencia de prensa, le dijo a los periodistas que con sus palabras se propuso “mostrarle a la gente que tienen un Intendente que llama permanentemente, que se preocupa, que pide y quiere saber qué pasa con una fiscalía o con una defensoría más para la Ciudad”.

El Ministro, además, hizo una encendida defensa de “aquellos que han dedicado su vida a la política, que en los momentos más duros son los que primero reciben las críticas”.

Junto a Eseverri y a Tabarés (a quien también elogió por su rol de vínculo con la Ciudad), Casal entregó algunas escrituras en el recinto, y luego se hizo un aparte para charlar con la prensa. Y allí hizo varios anuncios, tal vez uno que destaca: “ayer definimos cómo va a ser el plan para reincorporar a la fuerza a policías retirados, que son muy jóvenes y que están en condiciones de colaborar con las investigaciones: por supuesto que van a ser aquellos que tengan antecedentes intachables”, dijo el funcionario.

No fue el único momento elegido para hablar de nuevos cuerpos de investigación. Casal dijo que “hace 48 horas” estuvo “hablando con la Procuradora General de la Provincia (María del Carmen Falbo) sobre la creación de un cuerpo de detectives, de investigadores especializados; hemos puesto la mirada en un cuerpo específico de detectives, científicos, forenses, médicos y abogados. Esto lo hablé hace 48 horas con la Procuradora General y lo dejamos pendiente para el mes que viene”.

Casal opinó que “puede haber un enfoque apresurado en asignar una sola responsabilidad (por el problema de la inseguridad), y es una responsabilidad compartida entre policía, Gobierno y Justicia: después de consultas con el Poder Judicial hemos elevado un proyecto que acota las libertades morigeradas, que queda reservado en primer lugar a mujeres embarazadas, ancianos y discapacitados. Acotamos esa facultad”.

“El gran problema de la investigación judicial radica en lo que se llama autores ignorados. En el caso de las violaciones hemos aportado el banco de datos genéticos, porque la reiteración es alto y tenemos que unificar las causas. Y hemos puesto la mirada en un cuerpo específico de detectives, científicos, forenses, médicos y abogados”, prometió.

“El tema de la Policía Científica es un reclamo muy claro de ciertas regiones. La Policía Científica es un grupo de gente con un solo vehículo donde tienen todo su equipo. Lo que tenemos que crear son grupos alternativos que puedan trabajar con el grupo principal. Y hace falta más gente en Científica”, evaluó.

Y dijo que si no se pudo poner en marcha la Policía Judicial fue porque “el código que establecía la creación de esa fuerza surgió en un momento crítico económicamente, donde se le pagaba al personal provincia en patacones y que terminó con un instructor despachando expedientes y la Policía colaborando en la investigación. Por eso estamos armando equipos de investigación por fuera de la Policía, como este cuerpo de detectives con alto conocimiento del tema”.

“La idea es que la Policía deje de ser notificador de las causas y podamos eliminar el correo policial. Hay personas entre 25 y 35 años, aptos para la prevención, llevando notificaciones. Y estamos creando las alcaidías a cargo de un abogado, con personal penitenciario, que mejoren las condiciones de detención y que liberen a policías para la tarea preventiva”, aseguró Casal.

Sobre la polémica suscitada alrededor de la baja de la imputabilidad, Casal sostuvo que “la postura del Gobernador es la de impulsar el debate en el Congreso Nacional de un proyecto de ley penal juvenil, que no es lo mismo que una baja de la edad de imputabilidad. De los 14 proyectos hay 4 que coinciden en atribución de responsabilidad penal a menores con un sistema que sólo existe en la Provincia de Buenos Aires con juez y fiscal. La Corte Suprema suspendió la libertad de chicos que siguen detenidos sin juez, sin defensor, sin leyes”.

“Hoy, los menores de 14 a 16 autores de delitos graves se internalizan “sine die” sin salidas, sin visitas, hasta que el patrono. Scioli no pidió la baja de la imputabilidad sino que apoya este fuero, con la diferencia de que nosotros aspiramos a casos de mínima más alta, de cinco años, porque los de tres de mínima rozan con delitos menores como el hurto”, dijo Casal en Olavarría.

Y aseguró que en los próximos tiempos, la gente “va a ver más policía en la calle, más móviles, más motos, el mismo rumbo que ya hemos emprendido”.

Comentá la nota