Ministro Jorge Ibáñez: "Después de las elecciones se debería convocar a una mesa de unidad nacional".

Ministro Jorge Ibáñez:
El funcionario subrayó en Radio Uno Formosa que el adelantamiento de los comicios "es una medida acertada porque en este contexto internacional, como dijo la Presidenta, el mundo se está derrumbando en forma acelerada, no sabemos esta crisis cuando va a tener fin" por lo que pensar en un largo calendario electoral hasta octubre "es una barbaridad".
Destacó que "no sólo se trata de elegir el 28 de junio sino que el día 29 la gravedad de la situación amerita convocar a una mesa de unidad nacional" debido a que "los argentinos tenemos que ver entre todos como vamos a enfrentar la crisis" y, en ese marco, lo prioritario es mantener las fuentes de trabajo y a eso apuntan las medidas dispuestas por la nación y las provincias.

Tres desafíos

Ibáñez estimó que además de mantener el trabajo de los argentinos, "otro de los grandes desafíos es tratar de que el mercado interno tenga capacidad de consumo" ya que con el actual escenario "los productos argentinos no van a poder ser colocados con facilidad en el mundo".

"El tercer gran desafío es que ante la retracción de la inversión privada el Estado la suplante con inversión pública, cosa fácil de decir pero compleja de hacer" apuntó y recalcó que "el gobierno nacional ha implementado innumerables políticas para estos objetivos, pero no alcanzan, por la magnitud de la crisis un solo partido político no tiene la receta mágica".

Obras en Formosa

El funcionario recordó que las obras públicas en la provincia tienen tres fuentes de financiamiento: las internacionales para las obras eléctricas, viales y de saneamiento de gran magnitud y luego el financiamiento nacional y provincial o municipal para obras de menor envergadura.

Con respecto al financiamiento internacional, que proviene en gran medida del BID, del Banco Mundial o de la Corporación Andina de Fomento "los créditos ya otorgados tienen el fondeo respectivo en los bancos" con lo cual "no vamos a tener problemas".

En lo que hace al financiamiento nacional, "si se cumple la previsión de crecimiento de un 3 o 3,5 por ciento no tendríamos que tener mayormente problemas" en tanto que con los fondos provinciales y municipales "si la recaudación fiscal no cae en niveles muy grandes vamos a mantener nuestro cronograma de obras".

Comentá la nota