El ministro de Gobierno dice que la Vendimia fortaleció al gobierno

El titular de la cartera política calificó a la silbatina del sábado como “una sensación del pueblo de Mendoza”. Relacionó los desmanes de la hinchada de Godoy Cruz, el jueves en la noche en el estadio provincial, con el abucheo del sábado al gobernador.
El ministro de Gobierno Mario Adaro, dialogó con Radio de Cuyo y dijo que “fue una Vendimia que fortaleció al gobierno” al responder sobre cómo queda la administración de Celso Jaque luego de la silbatina que recibió el gobernador al entrar al teatro griego, el sábado por la noche, para asistir a la Fiesta Nacional de la Vendimia.

Dijo que “si uno hubiese analizado esto un mes antes había varios frentes de conflicto abiertos, sin embargo, fue una semana donde los conflictos más importantes con los docentes, los productores, con un montón de sectores, fueron resolviéndose y me parece que fue una vendimia muy importante para la provincia, con anuncios importantes para la producción. Me parece que ha sido una vendimia que ha fortalecido al Gobierno”.

- ¿Usted cree?

- “Si creo eso, usted me pregunta por lo del sábado a la noche, pero fue parte también de una sensación que está viviendo. Si hay una sensación en el pueblo de Mendoza nosotros no hacemos autismo de eso, lo percibimos y trabajaremos para transformar esa sensación en reconocimiento. Llevamos un año de Gobierno, hemos planteado muchas acciones para la provincia y seguiremos trabajando para transformar esos silbidos en por reconocimiento. Nosotros en este Gobierno no vamos por el aplauso sino por el reconocimiento y estamos trabajando para ello”.

- Hasta el sábado al mediodía parecían tener controlada la faceta de esta Vendimia como es la que tiene siempre, que son los reclamos, las exigencias. Especialmente un sector denominado como la multi sectorial se manifestó y se lo vio a Usted y a Ciurca encausar esa manifestación. ¿Esperaban lo del sábado a la noche en esa magnitud?

- “No, pero lo del sábado a la noche…una semana antes se planteó que este Gobierno estaba planteando movilización así como el año pasado titularon que el Gobierno había desplazado aplaudidores. Se desarrolló el acto vendimial donde no hicimos ningún tipo de movilización, me parece que eso quedó claro. Así como en la Vendimia anterior la prensa planteó que hubo aplaudidores”.

- Pero estuvieron los aplaudidores…

- “Pero no he escuchado a la prensa que hable de los silbadores, porque también hubo. Más allá que eso haya generado contagio en la gente que asistió. Hubo algunos grupos en el recorrido de ingreso con un nivel de violencia que no era del pueblo de Mendoza. Sin embargo no le daremos más trascendencia a ese grupo, si a la sensación de algún sector de la sociedad que hace permitirnos reflexionar y poder fortalecer y trabajar para transformar esa sensación en un reconocimiento”.

- ¿Ustedes dicen que fue la hinchada de Godoy Cruz quien orquestó esto, creen que detrás de esto está Cornejo, el intendente de Godoy Cruz?

- “No, lo que sí digo que me pareció extraño el comportamiento de ese grupo el jueves tratando de empañar una Vendimia que venía con un nivel de unidad en el pueblo de Mendoza y una trascendencia nacional importante. Esto nadie lo ha hablado ni lo ha analizado políticamente hasta ahora, pareció que sólo fue un hecho deportivo. Pero esto es extraño porque es una de las barras con mayor relación con la política y yo lo único que hago es historia.

- ¿Si tiene información porque no la comparte con nosotros?.

- No, porque eso se lo daremos a la Justicia.

- ¿Usted cree lo del jueves en el estadio tuvo que ver con una maniobra política para empañar la Vendimia?

- No, yo digo que fue extraño porque en el hecho deportivo no hubo nada para que la hinchada actuara con el nivel de violencia con el que reaccionó. De hecho uno pude observar como se está desarrollando deportivamente y no hay nada que permita analizar el nivel de reacción que tuvo. En tanto habrá que actuar desde el Gobierno con la dirigencia deportiva para erradicar esto.

- Pero una semana atrás se hablaba de ese partido, hubo un operativo especial, si alguien lo orquestó cómo la Policía no lo pudo controlar. Si vamos a lo ocurrido este fin de semana, si alguien puede encender una chispa, no se puede negar el mal humor y el malestar que existe.

- Esto lo entiendo y se lo dije, todo lo que implique una sensación difícil nosotros somos un Gobierno absolutamente abierto al diálogo y percibimos un Gobierno que trabaja popular y territorialmente.

- ¿Entonces tiene una Policía que trabaja para otros intereses que no son los del Gobierno?

- No se por qué.

- Porque no pueden controlar la manifestación en el estadio.

- No, pero el nivel de violencia que se tiene no hay policía en el mundo, sino imagine el nivel de profesionalización de la Policía inglesa y hay veces que no hay forma de controlar la reacción violenta. Me parece que no tiene que ver con eso, cuando hay un grupo numeroso con alta violencia es difícil que sean controlados. Obviamente el control de eso implica que la Policía tenga una reacción que muchas veces termina generando excesos.

- Pero el jueves hubo una deficiencia total desde el punto de vista de la seguridad para contener lo que pasó el jueves. Después hay muchos temas para analizar lo que pasó el sábado para adelante.

- El balance de nuestra fiesta fue positivo para el Gobierno, para los productores porque fue una fiesta que no estuvo politizada, salvo obviamente la fiesta central donde se sabia que concurriría el ingeniero Cobos que tiene una amplia adhesión en el concierto nacional. Pero esto es parte de la coyuntura que hoy tiene la provincia. Tenemos tres largos años para trabajar por Mendoza y le digo que el balance fue positivo para el pueblo y la provincia, así es que estamos muy conformes y no haremos autismo de lo que sucedió a la noche y esto es parte de la necesidad de redoblar el esfuerzo del Gobierno, nada más que eso.

Comentá la nota