El ministro de Gobierno se comprometió a analizar los reclamos piquenses y a mejorar el equipamiento y los recursos humanos policiales

Fue durante la reunión que César Rodríguez mantuvo con el intendente municipal Jorge Tebes y los integrantes del Consejo de Seguridad, integrado también por los vecinos que conformaron una comisión para procurar una sustancial mejora en las cuestiones de seguridad pública y que encabezan Luis Rolero y Gustavo Diván.
Patricia Argelich, víctima de resonante arrebato, pretendió ingresar al cónclave y no atendió ni las razones de Rolero o Diván, quienes le explicaron que para representar a los vecinos habían conformado la comisión. Junto a Roxana Granda, las mujeres esperaron afuera y finalmente fueron recibidas por el ministro.

El jefe de la cartera de Gobierno y Justicia llegó pasadas las 18,30 a General Pico, atendió al periodismo y luego se reunió con el intendente Jorge Tebes, el viceintendente Juan José Rainone y con los integrantes del Consejo Municipal de Seguridad, ahora integrado también por la comisión de vecinos que se formó tras el encuentro efectuado en Cultural Argentino ante la convocatoria de Luis Rolero.

Junto a César Rodríguez también viajó el jefe de Policía de La Pampa, comisario mayor ® Ricardo Baudaux.

También participó el decano de la Facultad de Ingeniería, Carlos D’Amico, a quien se interesó en la realización de un proyecto para elaborar un software que permita a la policía analizar el espectro de conversaciones telefónicas, sin la necesidad de erogar el cuantioso monto que implicaría recurrir a los sistemas conocidos en el mercado.

Se informó en ese sentido, que D’Amico trasladará la inquietud a los especialistas para que respondan si es posible crear el software que hace falta.

Apenas unos instantes antes del encuentro, Patricia Argelich y Roxana Granda, las dos vecinas que fueron víctimas de un arrebato y denunciaron el robo de 11.900 euros y 70.000 dólares, protagonizaron un encontronazo verbal con el viceintendente Rainone, primero y con Luis Rolero y Gustavo Diván, poco después, ya que no aceptaban la negativa que recibieron a participar de la reunión.

Las explicaciones que Rainone, Rolero y Diván les reiteraron a las mujeres fueron vanas. Argelich no quiso entender que no se trataba de una reunión pública sino de un encuentro del ministro con el Consejo de Seguridad al que había sido invitada la comisión de vecinos. Es decir, que se trataba de un cónclave orgánico.

Discutió incluso con Rolero y criticó luego abiertamente el modo que se eligió la comisión de vecinos tras el encuentro público del que ella misma participó. Y reiteró frente a todos los periodistas que ella estaba allí para reclamar por el dinero que le habían robado y que no iba a dejar de hacerlo hasta que su dinero apareciera.

El intercambio de palabras entre los propios vecinos no condujo a nada y Rolero y Diván regresaron al interior del despacho donde transcurrió la reunión.

Y Argelich volvió a golpear minutos después, para escuchar una vez más que le negaran el ingreso.

Las dos mujeres aguardaron allí a que concluyera la reunión y solicitaron hablar con el ministro Rodríguez, quien accedió a escucharlas en privado en el despacho del secretario de Gobierno municipal, Fernando Sánchez.

CARENCIAS

Al concluir el encuentro formal entre autoridades y vecinos, el ministro Rodríguez, el jefe Baudaux, el intendente Tebes y los vecinos Rolero y Diván atendieron a la prensa en conjunto.

Los vecinos dieron cuenta de los reclamos que trasladaron y el ministro aceptó la existencia de algunas carencias, más allá de repasar la cantidad de equipamiento que la provincia adquirió en el último tiempo.

Rodríguez y Baudaux reconocieron que existe una marcada diferencia de personal entre Santa Rosa y General Pico, pero explicaron que obedece a las particularidades de cada centro urbano y no consideraron que esa situación por sí sola entrañe un problema grave, aún cuando el ministro dijo que procurarán destinar mayor cantidad de hombres a General Pico, cuando se produzcan los egresos del personal que se encuentra en plena capacitación en estos momentos.

Los vecinos locales no se mostraron plenamente satisfechos con los resultados del encuentro, pero reconocieron que se les ofrecieron respuestas y que si se destina el recurso humano y el equipamiento prometido, comenzará a recorrerse el camino indicado en los reclamos.

Comentá la nota