El ministro de Gobierno aclaró que fue "imposible" intentar destrabar el conflicto a través del diálogo

El Gobierno dictó la conciliación obligatoria y, según indicó el director de Inspección Laboral Eduardo Tapia, los docentes deben acatar la medida y volver hoy a las escuelas.

El ministro de Gobierno, Javier Silva, informó que desde el Gobierno decidieron llamar a conciliación obligatoria a los gremios docentes, ante la imposibilidad de resolver el conflicto salarial por la vía del diálogo. En este sentido, el funcionario manifestó: "Si bien se sabe que la conciliación no es la solución idónea, debemos recurrir a esta medida ante esta situación y la necedad de los gremios, ya que los únicos perjudicados son los chicos".

"Hoy nos vemos en la obligación y necesidad de llamar a esto, a los efectos de que se retome el ciclo lectivo, ya que las clases deben continuar y terminar", dijo Silva tras señalar que no hay otro tipo de instrumento legal que usar más que éste, más allá de que el lunes se sentarán con los gremialistas y plantearan una serie de puntos, como el dejar sin efecto la circular 05 de Educación, respecto del paro de brazos caídos y los descuentos por los días de paro. "En tanto, lamentablemente los referentes circunscribieron todo a poner más platita en los bolsillos", comentó.

Asimismo, Silva reiteró que sería "irresponsable" otorgar un incremento salarial si luego no puede pagarse o sea sustentable en el tiempo, observando que el Gobernador no los es sólo de los docentes, sino de todos los catamarqueños.

"Todo tiene un límite y si bien el Gobierno puede tener una infinidad de errores, la realidad es que tenemos la mejor voluntad de que esto se solucione de la mejor manera", indicó el titular de la cartera de Gobierno.

En cuanto a la segunda reunión prevista para el lunes próximo, Silva aseguró que misma sigue en pie, salvo que sean los propios gremios los que decidan no concurrir.

Tinogasta

Tapia también comentó que se dictó la conciliación obligatoria para los empleados municipales de Tinogasta, por lo que la notificación se hizo ayer al secretario General, Atilio Luján. Los municipales venían con paro por tiempo indeterminado, considerando que el lunes iniciaron su cuarta semana de reclamo. Habían cortado la ruta 60 en varias oportunidades, y esperaban una respuesta concreta por parte del Ejecutivo, a cargo del intendente Simón Quintar, con quien se reunieron el jueves pasado y no se logró destrabar el conflicto.

Comentá la nota