El ex ministro de Educación de De la Rúa dijo que Macri le ofreció reemplazar a Narodowski

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, continúa por estas horas en la búsqueda de un reemplazo para el ministro de Educación, Mariano Narodowski, luego de recibir una negativa de uno de los candidatos más firmes para ocupar ese cargo.
Se trata del ex ministro de Educación de la Alianza, Andrés Delich, quien aseguró que ya rechazó la propuesta que le hizo Macri para hacerse cargo de la cartera educativa porteña.

"Él me comentó que estaba pensando cambios en el área de Educación. Le agradecí la invitación, pero le dije que en estos momentos tengo distintos proyectos personales y que me era imposible asumir ese cargo", relató Delich.

El ex ministro de Fernando de la Rúa reveló que Macri le preguntó "si estaba dispuesto" a asumir el cargo en lugar de Narodowski.

De esta manera, confirmó que su nombre era una de los que sonaban más fuerte en la Ciudad para reemplazar al ministro de Educación porteño, golpeado no sólo por las críticas a su gestión sino por haber tenido a Ciro James, principal acusado en el caso de espionaje, como trabajador contratado de su área.

En ese marco, Delich defendió a Narodowski, a quien calificó como "una persona académicamente muy capaz y muy reconocida".

Además, advirtió que "él se está yendo por esta situación que es ajena a la gestión educativa en sí".

Con esas declaraciones contradijo la versión oficial, que remarca que Macri siempre tuvo en mente hacer cambios en el Gabinete y que el eventual desplazamiento de Narodowski no está relacionado con el escándalo de espionaje que salpica a su gestión.

Tras la negativa de Delich, a Macri le quedan todavía tres opciones para reemplazar a Narodowski luego del 10 de diciembre, entre ellas la sucesión natural de Andrés Ibarra, actual número dos del Ministerio de Educación.

Otro nombre que suena en los pasillos del Gobierno porteño es el del diputado nacional del PRO, Esteban Bullrich, quien según se pudo saber tiene "muchas ganas" de hacerse cargo del área educativa.

Por último, también fue se menciona a Luis Liberman, un hombre cercano al cardenal Jorge Bergoglio, cuya designación podría servirle a Macri para reconstruir su relación con la Iglesia.

El vínculo entre la institución religiosa y el Gobierno macrista no quedó en buenos términos cuando Macri anunció públicamente que no apelaría el fallo que autorizaba el matrimonio homosexual.

Si bien Narodowski abandonará el Ministerio de Educación, fuentes del PRO explicaron que no se quedará afuera del todo, ya que el Gobierno porteño tiene interés en mantenerlo como un asesor de la cartera educativa.

En tanto, el ministro se presentará el miércoles ante el juzgado de Norberto Oyarbide para prestar declaración indagatoria por el escándalo del espionaje ilegal que tiene como principal acusado al ex policía federal Ciro James, quien trabajaba como abogado de su Ministerio.

Comentá la nota