EL EX MINISTRO DE ECONOMIA CRITICO AL GOBIERNO DE LOS KIRCHNER

En la conferencia que brindó en su breve paso por Trelew, el ex ministro de Economía de la Nación, Martín Lousteau, expuso ante un auditorio compuesto por empresarios, comerciantes, funcionarios provinciales y estudiantes, su visión de la historia económica de nuestro país y de lo que puede ocurrir en materia económica durante 2010.
En ese sentido, se refirió a la crisis permanentes que afectan a nuestro país y criticó la visión cortoplacista y a los candidatos enlatados, al tiempo que elogió la política económica de Chubut, expuesta previamente por el ministro de Economía de la provincia, Victor Cisterna.

La charla de Lousteau se prolongó durante casi una hora y luego respondió consultas de los presentes en el auditorio del Museo «Egidio Feruglio», en el marco de las jornadas organizadas por la Subsecretaría de Relaciones Institucionales de la provincia, bajo el lema «La Argentina y las Perspectivas Económicas para el 2010».

En este sentido, Louestau pronosticó la desaceleración del crecimiento «ya que se crecerá un 3,5 % con una caída similar a la del Efecto Tequila», donde además «el crecimiento que era tan difundido y abarcaba a todos los sectores ahora va a estar mucho más acotado a sectores que no generan tanta mano de obra».

Sobre el futuro económico del país, bregó porque la política económica de la Argentina tienda a «la de los países pragmáticos como Brasil y Chile y no a la de los populismos como Bolivia y Venezuela», a partir de aprovechar oportunidades que plantea el marcado mundial, que reclama alimentos a base de proteínas animales y la tercerización servicios a bajo costo.

Uno de los puntos centrales de su exposición giró en torno al crecimiento de la brecha que existe entre ricos y pobres en la Argentina, que calificó como una mala distribución de la riqueza, y aseguró que «Argentina está viviendo una crisis fruto de la desconfianza y de la imprevisibilidad», y enumeró «persistentes errores de la política económica» que generaron «un clima de deterioro constante del clima de negocios».

Lousteau cuestionó también el interés de los Kirchner por «hacer caja», y cuestionó el «exponencial crecimiento del gasto» y el «echar mano a las reservas del Banco Central». Cerró su mensaje sosteniendo que «hay que desenfocarse del corto plazo», y llamó a reconstruir «partidos políticos estables».

En clara coincidencia con el mensaje habitual de Das Neves, criticó finalmente a «los líderes mediáticos que surgen de la noche a la mañana que no construyen nada» y preguntó «si no hubiera TV cuántos de los candidatos mediáticos existirían, ya que no hicieron nada».

Comentá la nota