El ministro de Economía, conforme

LONDRES (De una enviada especial).- La reunión del G-20 dejó conforme a la delegación de la Argentina y, en particular, al ministro de Economía, Amado Boudou.
El jefe del Palacio de Hacienda destacó que las medidas que ahora promueve el Grupo "se mueven lejos del consenso de Washington" y destacó que se avance hacia una "nueva visión de la economía mundial".

"Después de dos días de deliberaciones en busca de una salida a la crisis mundial, el resultado ha sido más que satisfactorio en términos de las posturas que defiende la Argentina", dijo Boudou en una conferencia de prensa.

"Hemos visto profundos avances en las acciones, pero también en el discurso y rumbo de las políticas que se están gestando y que muestran un sustancial cambio en lo que eran las políticas originadas en el consenso de Washington", celebró Boudou.

El ministro destacó que "en el documento hay un acuerdo para mantener las políticas de estímulo", pero "se dice explícitamente que cada país debe decidir la estrategia de salida de esas medidas, por lo que se reconoce que no hay una receta única", agregó.

Por su parte, Boudou destacó que "en el documento final del G-20 se habla de la promoción del empleo con políticas estructurales, sobre todo las orientadas con capital humano, educación y la capacitación laboral, en la misma línea de las políticas que se vienen llevando a cabo en la Argentina".

Comentá la nota