El ministro de Economía anticipa seguro veto a las leyes de incrementos salariales

Pocas horas después de conocida la aprobación de varios proyectos de ley que disponen aumentos salariales para varios sectores estatales, funcionarios del gobierno salieron a cuestionar con dureza a la mayoría legislativa de la Alianza acusándolos de querer perjudicar la caja provincial y, al mismo tiempo, dejar entrever que estas decisiones tendrán un seguro destino de veto por parte del gobernador Jorge Capitanich.
El primero en anticipar el veto fue el propio ministro de Economía Eduardo Aguilar, que en distintos medios radiales expresó que será imposible afrontar aumentos de semejante magnitud porque las leyes aprobadas significan erogaciones superiores a los 100 millones de pesos anuales.

A través de radio Libertad, el ministro dijo que "el gobernador vetará la ley porque es imposible hacer frente a estos aumentos", afirmando además que en estas condiciones "la caja de la provincia reventará en dos o tres años porque los recursos de la provincia han crecido en menor medida que la masa salarial", por lo que explicó que este ritmo no es sustentable y que de mantenerse este tipo de aumentos "tendríamos dificultades para pagar los sueldos, y al mismo tiempo habría que decirle a los chaqueños que no hayan conseguido trabajo en el Estado que renuncien a la posibilidad de tener un futuro en esta provincia porque no podríamos invertir en otras áreas".

Esto llevó a que prácticamente calificara de caraduras a los legisladores que aprobaron estas iniciativas al sostener que de seguir la afectación presupuestaria "no podríamos invertir en escuelas ni en proyectos productivos, cuando los mismos diputados que aprueban esas leyes son los que reclaman. Es increíble el nivel de caradurismo".

Aguilar también criticó a los dirigentes sindicales dando cuenta que mantuvo contacto con distintos gremios de trabajadores con el objetivo de acordar una política salarial clara y común para todos, consistente en "un incremento por año con un porcentaje único para todos los sectores. Es la única forma en la que podemos darle sustentabilidad a la provincia". Sin embargo, no hay respuestas positivas desde los sindicatos.

Saquear la caja

A estas declaraciones se sumaron a otras del ministro de gobierno Domingo Peppo, que dijo que las leyes aprobadas por la Alianza "son oportunistas y buscan crear un escenario de conflicto. El accionar de la Cámara de Diputados es preocupante y esta situación, sumada a otras, lo que hace es intentar saquear a la caja provincial".

Comentá la nota