El Ministro de Desarrollo Social defendió en San Nicolás el proyecto de Scioli

Baldomero Álvarez de Olivera, titular de la cartera provincial de Desarrollo Social se refirió a la ley que intenta fijar horarios para los boliches bonaerenses y el expendio de bebidas alcohólicas. "El Gobernador está impulsando este proyecto, que esperamos que pronto se convierta en Ley, para tratar de poner un poco de freno a esta carrera enloquecida hacia la destrucción de los cerebros y la vida de miles de jóvenes de nuestra provincia", indicó el Ministro.
Actualmente, el proyecto está siendo estudiado en tres comisiones de la Cámara de Senadores de la provincia. Las medidas propuestas para poner tope horario a los boliches bonaerenses y atacar el consumo de alcohol por parte de los jóvenes, generaron una marcada disconformidad en los empresarios de la noche, quienes desarrollaron el miércoles pasado un piquete frente a la Casa de la Provincia. En tanto, durante su visita a nuestra ciudad, el Ministro de Desarrollo Social, Baldomero Álvarez de Olivera, defendió el proyecto que apunta a controlar la noche bonaerense.

El Ministro Álvarez de Olivera, quien estuvo esta semana en San Nicolás para firmar convenios con municipios de la región, sostuvo en el auditorio de la UOM que la iniciativa se encuadra en la decisión del Gobierno de "preservar a nuestros jóvenes"

"El Gobernador está impulsando este proyecto, que esperamos que pronto se convierta en Ley, para tratar de poner un poco de freno a esta carrera enloquecida hacia la destrucción de los cerebros y la vida de miles de jóvenes de nuestra provincia, esta carrera por ver quién llega más tarde y con más alcohol a los boliches y por ver quién es más piola en los boliches tomando más jarras locas en esos lugares", señaló el Ministro.

Indicó además que "así como hay una pelea en todo el territorio de la provincia contra los que venden drogas, también habrá una pelea muy dura contra todos los que están envenenando a nuestra juventud vendiéndole alcohol en forma indiscriminada".

Una de las aristas de esa "pelea" del Gobierno tiene que ver con la intención de frenar el consumo de alcohol en menores. Si bien el Ministro reconoció que ya existe una ley apuntada en ese sentido, señaló que "evidentemente no funciona", al afirmar que "todos los días tenemos cientos y miles de casos de chicos con coma alcohólico en los hospitales bonaerenses".

La ley

Acerca del tenor de la norma impulsada por el Gobierno, Álvarez de Olivera explicó: "La ley va a fijar, por un lado, un horario: los chicos van a tener que entrar a los boliches antes de la 1.00. A las 4.30 se deja de vender alcohol en todo el ámbito de la provincia. Y 5.30 cierran todos los boliches en el ámbito de la provincia. Pueden seguir abiertos bares y cafeterías, pero sin poder vender bebidas alcohólicas. Los quioscos, almacenes y supermercados recién podrán vender bebidas alcohólicas después de las 9.00 de la mañana, y restoranes y bares no van a poder venderlas hasta después de las 11.00".

El Ministro también habló de "multas y sanciones muy fuertes" para quienes infrinjan la ley: entre 30 y 90 días de arresto, multas de entre 10 mil y 100 mil pesos para quienes vendan alcohol a menores, clausuras por 180 días y retiro definitivo del permiso para la venta de alcohol.

"Es un instrumento que el Estado pone a disposición de los padres, con el fin de que todos asumamos el rol que nos toca como padres, no sólo como guías y conductores de nuestros hijos, sino también como señaladores de límites", explicó el Ministro, quien agregó: "Son medidas que apuntan a mantener una juventud sana, con trabajo y con expectativas, poniendo límites a determinadas situaciones que hoy no lo tienen".

Empresarios

El proyecto de ley generó el reclamo de la gente de la Asociación Bonaerense de Empresarios de Confiterías Bailables (ABECBA). La norma ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados bonaerense y originalmente fue una propuesta del gobernador Daniel Scioli.

Los dueños de los boliches aseguran que la ley provocará la pérdida de numerosos puestos de trabajo. Entregaron un petitorio en la casa de la Provincia. Entre otras cosas, proponen que se hagan controles de alcoholemia en la puerta de los boliches.

Álvarez de Olivera se refirió a las protestas que los empresarios de la noche efectuaron durante esta semana ante la posibilidad de que se sancione la Ley que ponga un tope horario a los boliches bailables. "Ellos cuidan su bolsillo, nosotros la salud de los chicos", respondió el Ministro.

Comentá la nota