Ministro corajudo!!!: La Vieja Usina donde se hará programa provincial estaría contaminada por PCB

Graves problemas podría afrontar la Municipalidad de General Pueyrredón de comprobarse lo denunciado por obreros de esa Comuna sobre la existencia de Bifenilos Policlorados (PCB) en la Vieja Usina del Puerto, donde no solo se trasladarán dependencias de la actual Delegación Municipal del Puerto, sino que es el lugar elegido para desarrollar el Programa Envión.
Es más, un informe elaborado por la Universidad Nacional de Mar del Plata da cuenta que en el lugar se volcó, al menos, un barril con ese cancerígeno elemento, que como se sabe perdura por años.

Pero lo insólito del caso es que la Vieja Usina fue el lugar elegido por el propio (Gustavo) Pulti para lanzar el mencionado programa con la presencia del Ministerio de Desarrollo Social bonaerense, Baldomeo Álvarez , y el espacio donde se desarrollará el Programa Envión en ese sector de la ciudad.

"En este lugar, que estaba prácticamente abandonado, ha trabajado mucho la gente de la Delegación del Puerto con Mariano Retrivi a la cabeza. Se trata de un lugar muy importante para la zona donde ya se pone en funcionamiento y si Dios quiere, antes de fin de año, la propia Delegación funcionará en éste lugar" enfatizó el Jefe Comunal en su discurso ante propios y extraños.

Allí, según un informe del Ministerio de Trabajo de la Provincia la propia Universidad Nacional de Mar del Plata, a raíz del Expediente 21528, detalla que a consecuencia de una denuncia de un Supervisor de las instalaciones de la Vieja Usina, se comprobó en una inspección realizada "donde funcionaban laboratorios de la UNMDP en el cual se desarrollaban estudios y/o ensayos con PCB (Bifinilos Policlorados)" esa casa de estudios "en el lugar y dentro de un recinto sellado almacenó 12 barriles del mencionado compuesto, el cual fue violado en su seguridad, rompiendo personas ajenas a la dependencia una de las pareces , tomando un barril con dicho elemento " y que luego de "retirarlo del recinto y violentando el cierre del mismo, derramó la mayoría de su contenido en ese lugar"

Si bien este informe data de tres años , informaciones científicas indican que "una vez liberado al ambiente el PCB es extremadamente persistente, no se degrada fácilmente y tiende a perdurar por muchos años"

En tal sentido es dable señalar que la liberación del aditivo con PCB contamina el suelo, las napas y el agua. No sólo de un barrio sino de toda la zona porque una de las características del PCB es que se desparrama con facilidad.

Por otra parte se sabe que " los PCB, por su propiedad de asimilarse a los lípidos ("lipofilicidad") y su baja degradabilidad, tienen tendencia a bioconcentrarse a medida que avanzan en la cadena alimentaria; por esta razón generalmente se acumulan en los tejidos grasos de animales y humanos, permaneciendo en ellos con los consecuentes efectos toxicológicos".

Cabe señalar que en ese lugar se reparaban los viejos transformadores eléctrico (recientemente sacados de circulación por EDEA) que contenían PCB, y que por disposiciones internacionales fueron dados de baja, pero el retiro de ese "veneno" (almacenado en barriles) se ha visto demorado por el alto costo que significa su traslado.

En el caso de Argentina, como los requerimientos de tratamiento final de estas sustancias son muy estrictos, crecería de la tecnología adecuada, debe recurrir a la exportación a países que cuenten con la tecnología de tratamiento o destrucción y no tengan prohibición para su ingreso.

Efectos sobre la salud

Los PCB entran al organismo a través de los pulmones, el tracto gastrointestinal y la piel. Por depender en mayor medida del pescado y de animales con cantidades elevadas de tejido adiposo, las poblaciones más expuestas a los PCB son las próximas a las regiones árticas.

La acumulación de PCB en las personas ya nacidas les produce erupciones cutáneas, pero en el caso de las personas aún no nacidas afecta directamente al desarrollo del sistema nervioso y, como consecuencia, a la capacidad intelectual. En EE. UU. y Canadá se ha estimado que el conjunto de población posterior a la difusión masiva de PCB ha podido nacer con entre un 5% y un 7% de disminución intelectual respecto a las generaciones anteriores, sobre todo en lo que afecta a la memoria.

¿Y el resto de los tambores?

Lo que nadie ha podido precisar con certeza, tanto desde la Comuna como desde organismos ambientales, ¿que fue de la "suerte" del resto de los 11 barriles que contienen ese mortal elemento?; y cuáles son las medidas de seguridad en las que se han mantenido esos recipientes.

Sin duda vale una aclaración oficial de las actuales autoridades y se lleve tranquilidad no solo a los trabajadores municipales que allí serán trasladados, sino a los jóvenes que participarán del Programa Envión del Gobierno de Daniel Scioli

Comentá la nota