El ministro Brizuela salió a defender las políticas sociales kirchneristas

Apoyó el proyecto propuesto por la Nación desde el año 2003 por "el diseño de políticas sociales que promueven la inclusión y el trabajo como ordenador social" y destacó "el fortalecimiento de la producción y el desarrollo local sustentable".
El ministro de Desarrollo Social, Délfor Brizuela, defendió "el fuerte impulso" que la titular de la cartera social de la Nación Alicia Kirchner le está brindando a las políticas sociales, "dentro de un nuevo paradigma de integralidad, inclusión y participación social, superando el mero asistencialismo", consideró.

"Creemos que hay mucho por hacer, mejorar y corregir en el rumbo de las políticas sociales dejando atrás las prácticas no focalizadas como se usaron en una larga etapa de la Argentina", dijo.

El funcionario realizó un balance luego de la reunión con funcionarios de la cartera social de la Nación y cuestionó a aquellos sectores que criticaron los lineamientos de la actual ministro.

"Luego de las elecciones aparecieron sectores que, en su momento, aplaudieron las políticas de desindustrialización, de pérdida del empleo y del salario, y ahora aparecen diciendo que no se está trabajando en combatir a la pobreza", afirmó.

Brizuela remarcó que "a la pobreza no se la combate con espasmódicos, sino que se la combate generando condiciones para que los argentinos puedan recuperar la esperanza en el trabajo y creemos que en esa línea está trabajando la Nación, a la cual nosotros adherimos desde la provincia".

En este sentido, el ministro riojano apoyó el proyecto propuesto por la Nación desde el año 2003 por "el diseño de políticas sociales que promueven la inclusión y el trabajo como ordenador social" y apuntó a uno de los pilares impulsados desde la Nación y que se está ejecutando en la provincia que "es el fortalecimiento de la producción y el desarrollo local sustentable a través del Plan Nacional de Desarrollo Local y Economía Social "Manos a la Obra y Microcrédito, como otras herramientas que garantizan derechos como las pensiones y el monotributo social".

Según Brizuela, con la implementación de estos programas Nacionales, "aquellos que no tienen posibilidades de un patrimonio genuino que los respalde y quieren trabajar, a través de este concepto nuevo que no se enmarca dentro del capitalismo salvaje de la ganancia y el lucro solamente, sino que está dentro de un concepto de justicia Social, que fue la bandera que levantaron Perón y Evita, pueden acceder al crédito para consolidar emprendimientos alentados desde Desarrollo Social de la Nación".

"Es decir, que esta economía social se diferencia claramente de la economía de mercado a secas", aseguró Brizuela y agregó que "estos ejes trascienden la obtención solamente de ganancias, vinculándose directamente con otros valores sociales, comunitarios y organizativos que apuntan a la dignidad de la persona".

Por ello, el titular de la cartera social criticó algunos embates de sectores que "antes levantan las banderas de las privatizaciones y del saqueo que sufrió el país en la década del 90 en donde se perdieron miles de puestos de trabajo, creció la desocupación y ahora se hacen los abanderados del combate a la pobreza".

El funcionario reafirmó el compromiso con la "idea de justicia social y de un modelo económico que promueva el trabajo nacional, provincial y el consumo popular sabiendo que vivimos en una coyuntura mundial compleja de la que pensamos que se va a salir no volviendo atrás, sino avanzando hacia adelante y profundizando este modelo que está planteando la Nación".

Por último, Brizuela subrayó un porte muy importante en la gestión de Alicia Kirchner vinculada con "la asistencia para los niños y adolescentes en riesgo a través de la nueva Ley de Niñez, superando la visión paternalista del patronato".

Comentá la nota