El ministro Aguilar explicó a productores las facilidades para cancelar deudas con el Banco Nación

Una de las mayores preocupaciones del sector agrícola está enfocada en las deudas que mantiene con el Banco de la Nación Argentina. Por ello, desde que se conoció la posibilidad de que el Ejecutivo Provincial se haría cargo de la cartera morosa, mediante un convenio con la entidad bancaria nacional, despertó expectativas y hasta un alivio para el pequeño y mediano productor que era asechado por las intimaciones y los remates judiciales.
En una reunión realizada en la Unión de Cooperativas Agrícolas Limitadas (Ucal), el ministro de Economía Eduardo Aguilar y el licenciado Darío Kholi explicaron los alcances del convenio de refinanciación de las deudas con el Banco de la Nación Argentina. El titular de la cartera económica de la provincia indicó que 983 carpetas fueron enviadas y aprobadas por la Cámara de Diputados, mientras que 538 están siendo analizadas. Aguilar indicó que una vez aprobadas por el cuerpo legislativo, el Gobierno de la Provincia inicia las gestiones para que los deudores inscriptos sean integrados en el Fideicomiso y estimó que para fines de este año podría elevarse la totalidad de las carpetas presentadas.

Con respecto a las condonaciones definitivas de las deudas, Aguilar explicó que se evaluará detalladamente la intención y el estado actual del productor que será beneficiado con la acción. Aclaró además que la Cámara de Diputados de la provincia tendrá la responsabilidad de ratificar la lista de beneficiarios de la condonación de las deudas y aseguró que la misma será reflejada en medios gráficos de comunicación, como así también en la página oficial del ministerio de Producción, Industria y Comercio de la provincia, para aportar credibilidad y claridad a los trámites.

30 por ciento de descuento por pago al contado

Por otra parte, el ministro de economía sostuvo que los productores que abonen al contado el total de la deuda serán beneficiados con el 30 por ciento de descuento en el monto total del haber. Comentó además que se ha logrado establecer un plan de pago que consiste en la posibilidad de abonar la deuda en un plazo de hasta 5 años, sin intereses punitorios y una reducción de 10 por ciento en valor contable. O bien, cancelar el total de la deuda mediante un plazo de hasta 10 años, sin intereses, pero sin reducciones porcentuales.

Comentá la nota