Ministra de trabajo chilena recibe a una comisión local

Representantes del Alto Valle pedirán pensiones para seis mil chilenos indocumentados que habitan en la región.

La comitiva, integrada por funcionarios municipales, concejales y representantes de la Iglesia, expuso en un encuentro de la ONU.

La comitiva compuesta por representantes de la oficina municipal de Migración y Desarrollo, la Pastoral de Migraciones del Obispado neuquino y concejales de Neuquén, Cipolletti y Cinco Saltos le solicitará hoy a la ministra local de Trabajo y Previsión Social, Claudia Serrano Madrid, 6 mil pensiones graciables para chilenos que viven en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén quienes no gozan de ningún beneficio.

Si bien en las gestiones anteriores los demás funcionarios adelantaron que esta definición no podrá salir de un día para el otro, los representantes locales aseguraron que tiene que haber "una decisión política" para aprobar esta ayuda.

El encuentro se llevará a cabo a las 17 en el Ministerio de Trabajo y Previsión Social en el sector del Palacio de Gobierno en la capital chilena.

Este reclamo lo iniciaron hace tres años los representantes de la Pastoral de Migraciones con una carta enviada por el obispo Marcelo Melani al por entonces ministro de esa cartera. Este trabajo continuó desde las distintas comunas donde los concejales y funcionarios recibían y solucionaban las problemáticas de estos adultos mayores quienes quedaron sin beneficios -por falta de documentación chilena- de ninguno de los dos países.

De la comitiva local participa la concejal de Neuquén, Viviana Gerbán, de Cipolletti, Viviana Pereira, de Cinco Saltos, Alejandra Rossi y la directora de Desarrollo Social de Vista Alegre, Mónica Gutiérrez.

Las funcionarias coincidieron en que la situación de estos adultos mayores es "urgente" por lo que expresaron que solicitarán celeridad en el otorgamiento de las pensiones.

Conferencia

En el marco del Día Internacional de las Personas de Edad la comitiva local participó ayer de la reunión regional de América Latina y el Caribe sobre aportes y desafíos de los derechos de las personas mayores. Ese encuentro concluirá hoy.

Durante la jornada el director de la oficina municipal de Migración y Desarrollo, Jorge Muñoz Villagrán, fue uno de los oradores quien llevó la preocupación sobre los viejos de la región quienes se encuentran sin cobertura social.

Además, Muñoz remarcó la importancia de tener un relator de la ONU quien esté encargado de monitorear el cumplimiento de los derechos de los adultos mayores.

De la comitiva participa también la delegada Diocesana de la Pastoral de Migraciones, Ana Pimentel y el integrante de la oficina municipal de Migración y Desarrollo Tito Gutiérrez.

Comentá la nota