La ministra Ocaña prometió ayuda para la provincia

Aseguró que el Ministerio de Salud de la Nación enviará todo lo que la Provincia requiera. Principalmente, mandarán insumos y equipamiento. Exhortó a la comunidad a luchar contra una enfermedad que es "prevenible pero no evitable".
La ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña, arribó a la provincia en el marco de la campaña contra el dengue, enfermedad que está causando estragos en seis provincias del norte argentino. La funcionaria recorrió todo el Hospital San Juan Bautista, no sólo en el sector de internado donde se encuentran los afectados por esta patología. Ocaña prometió colaborar con la provincia con insumos, maquinarias y dinero, e instó a todos los catamarqueños a erradicar los basurales, porque sólo con prevención se podría superar esta situación.

La ministro Ocaña, en una conferencia de prensa que se realizó luego de su visita al principal centro de salud de la provincia, señaló que se está trabajando para controlar el foco infeccioso que se presentó a mediados de febrero último. También comentó que la provincia efectuó requerimientos "de diversos tipos", desde insumos hasta equipamiento para efectuar las fumigaciones. Informó que el martes pasado llegó desde Nación una "máquina pesada" y adelantó que se seguirá enviando más maquinaria de este calibre para hacer el trabajo de rociado espacial y los insumos necesarios. Al respecto, indicó que "tiene el deber" de responder algunos requerimientos que se le han hecho al ministerio de Salud de la Nación.

"El mosquito transmisor del dengue no tiene ni ideología ni distingue clases sociales. Ataca a toda la población por igual. Necesitamos la colaboración de todos, aunque sin dudas es una responsabilidad del Estado Nacional, Provincial y Municipal. También es un compromiso de todos los ciudadanos. Pedimos a todos que en esta Semana Santa colaboren con los trabajos de deschatarrización en los domicilios. La provincia ha tomado acciones. El dengue es prevenible, no evitable, es considerada unas de las enfermedades más complejas de resolver para la salud pública", manifestó.

Además, Ocaña insistió en que desde la cartera que dirige se va a dar toda la colaboración para vencer a este enemigo "que tenemos hoy". Anticipó también que el cambio climático impactó y va a seguir haciéndolo en muchas regiones del país y, en consecuencia, muchas enfermedades que se creían desaparecidas, como la fiebre amarilla y el dengue, resurgieron en el cono sur; en el caso de Argentina en 1998, señaló. El año pasado, en Sudamérica se registraron 900 mil casos de dengue. "Tenemos que prepararnos. No se puede poner en duda que hubo un impacto en el sistema sanitario", consideró.

En cuanto a la entrega de partidas, comentó que se está trabajando de manera directa con las comunas mediante el Programa "Municipio Saludable", por lo que cada municipalidad debe tener un rol activo y participativo en todo lo relacionado con el saneamiento ambiental.

"Están los fondos del Tesoro, pero ante la situación en Bolivia pedimos al Banco Mundial que se nos habilitara una línea extraordinaria para hacer frente a cualquier emergencia. Estamos destinando estos fondos para reforzar las acciones que provincias están realizando. A los municipios se han enviado, desde diciembre a la fecha, más de 3 millones de pesos", afirmó.

Repelentes e insecticidas

En otro orden, la ministra comentó que algunos laboratorios farmacéuticos tomaron la decisión de donar 2 millones de comprimidos de paracetamol a las distintas provincias, mediante el Programa Remediar, cuya entrega se reforzó. También destacó que se comprometieron ante la Secretaría de Comercio a reducir los valores de venta de estos productos en las zonas afectadas por dengue. En cuanto a repelentes, una empresa ofreció un descuento del 20 por ciento del valor. "Nación ha comprado para las provincias repelentes para la entrega gratuita", dijo.

Comentá la nota