La Ministra Alicia Kirchner entregó pensiones y subsidios

Con los ingredientes de un acto político, en donde no faltaron las banderas, los bombos y las bombas de estruendo, la Ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner entregó ayer más de cien pensiones no contributivas y varios subsidios productivos a vecinos de Junín.
La llegada de la Ministra y hermana del ex presidente a la ciudad fue casi una sorpresa, si bien en el núcleo del peronismo local se barajaba la posibilidad, el anuncio de su visita no se divulgo por temor a contratiempos.

Igualmente varios sectores del PJ se encolumnaron bajo sus banderas. Los gremios también aportaron su parte, con bombos y cánticos, adhiriendo a las políticas nacionales.

El salón principal de la CGT en calle Colón se colmó de militantes, y de los beneficiarios de las pensiones no contributivas, los subsidios a emprendedores y algunos clubes que recibieron ayuda por parte de la Secretaría de Deportes.

La Ministra Kirchner llegó a la ciudad acompañada por el Secretario de Deportes de la Nación, Claudio Morresi, el Diputado Nacional Ariel Pasini y funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social, quienes fueron los encargados de entregar las ayudas a los beneficiarios.

Aquí la esperaba el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), el juninense Patricio Griffin, quien estaba en la ciudad desde el viernes.

El acto comenzó con palabras de bienvenida de Carlos Pesce, secretario general de la CGT de Junín, y de inmediato se dio paso a la entrega.

Uno a uno los beneficiarios fueron recibiendo de mano de las autoridades las ansiadas ayudas. En sus caras se vio la alegría y el agradecimiento de recibir los aportes del Estado.

La ayuda en las pensiones no contributivas fueron de más de 1 millón de pesos, una cifra similar para los emprendimientos (entre gastronómicos, textiles, artesanales y de producción) y para los clubes. Además se le entregó a la Cooperativa de Trabajo Talleres Junín(COOTTAJ) las llaves de un camión Iveco 0Km. comprado entre el Ministerio, que aportó 200 mil pesos, y la cooperativa que puso los 50 mil restantes.

Pedro Rodríguez, presidente de la cooperativa, fue quien recibió las llaves emocionado y con visibles lágrimas en sus ojos.

“Trabajamos en conjunto

con la gente, no hay

planes enlatados”

En el cierre del acto la Ministra habló, y con mensajes claros se fue metiendo en la campaña electoral. Defendió fuertemente las políticas de redistribución del Gobierno, en una ciudad fuertemente identificada con el campo y con un Intendente ex aliado y ahora opositor al Gobierno nacional.

Con su llegada de improviso a la ciudad, Alicia Kirchner adelantó la carrera electoral para este año, y dio un fuerte respaldo con su presencia al Partido Justicialista, encabezado por Héctor Azil quien se hallaba entre los dirigentes presentes.

“Las pensiones no son a beneficiarios, sino a titulares de derecho”, señaló la Ministra. “Hubo una época en las que las pensiones se entregaban según el poliquitiquero de turno y se daban de manera discrecional. Hoy las pensiones se entregan a quienes las necesitan, porque es su derecho”.

También dijo que décadas de abandono a las ciudades no se resuelven de un día para el otro, “acá hay buena voluntad, hay ganas, y fundamentalmente le ponemos el corazón a las cosas que hacemos”, señaló emotivamente la Ministra.

Además indicó que estos actos demuestran claramente que este es un Estado presente, preocupado por las necesidades de su pueblo.

“La Presidenta nos pide en el día a día que trabajemos, porque con el trabajo se hacen los caminos a una mejor calidad de vida”. Finalizó diciendo “el Estado va a estar al lado de cada uno de los habitantes de Junín”.

Comentá la nota