Los ministerios de Salud y Educación, se pasaron las dos últimas semanas dando recomendaciones y dictando cursos donde enseñaron a los docentes las medidas de prevención que hay que tomar ante el avance de la Gripe A, cuya oleada mas fuerte se espera par

La decisión del fiscal de Estado de reclamar a la Justicia la unificación de causas y el cómputo de las condenas que adeuda aún el ex intendente Raúl Rolando "Tato" Romero Feris fue el motivo del enfrentamiento que amenaza con romper el acuerdo. Duro cruces de acusaciones ponen en riesgo el acuerdo político y de impunidad.

La dirigente nuevista Lucía Ortega fue la encargada de tirar la primera piedra: el pedido de cálculo de las penas y unificación solicitado por el fiscal de Estado Fernando Carbajal, para Raul Rolando "Tato" Romero Feris, algo que la polémica ex funcionaria calificó "un insulto a la democracia. Esto lo hacen quienes no comparten o no saben convivir políticamente, siempre hay algunos incluso dentro del PANU" disparó.

La repuesta no se hizo esperar del otro lado, aunque llegó de parte de uno de los voceros del gobernador que ha perdido considerable espacio en las últimas semanas en el círculo íntimo del primer mandatario, Armando Aquino Britos: "No puedo aceptar una barbaridad como esta, significa darle carta a los futuros gobernantes y amedrentar al representante legal del Estado" dijo sin ningún tipo de vueltas.

"Lucy" desnudó con sus declaraciones los desencuentros entre los nuevos socios de la política correntina que vienen desde el momento mismo en que el fiscal de ejecución de sentencias, ante una publicación periodística consultó oficialmente acerca de las condenas adeudadas por el máximo líder del Partido Nuevo con una clara intención de impulsar su cumplimiento.

Esa decisión, estrictamente del Poder Judicial, fue tomada en el nuevismo como "una traición", ya que el acuerdo político que habían sellado semanas atrás, después de feroces enfrentamientos mediáticos y legislativos, incluía una promesa de impunidad para el ex gobernador e intendente.

Es que tanto el candidato a senador provincial Noel Breard, como el mismo gobernador Arturo Colombi, preocupados en lograr el apoyo del Partido Nuevo, y haciendo gala de un manejo a su voluntad del Poder Judicial, prometieron a Romero Feris y sus allegados "un manto de olvido" sobre las causas pendientes y sobre las deudas millonarias que Romero Feris mantiene aún con la Municipalidad de Corrientes a causa de los fallos judiciales.

Pero Noel Brear y Arturo Colombi no sólo que no pudieron cumplir con su promesa de mantener "controlado" al Poder Judicial, sino que además el propio fiscal de estado, Fernando Carbajal, se encargó de realizar una presentación muy similar al del fiscal de ejecución de sentencias, en algo que a todas luces aparece como una decisión gubernamental.

Ayer la ex vice intendente no aguantó mas y decidió abrir la boca: "Es un apriete y siempre hay algunos, hasta en el PANU pero que no tienen tanta prensa, que son quienes no comparten o no saben convivir políticamente" dijo.

La repuesta de Aquino Britos no se demoró: "No comparto de ninguna manera las expresiones porque en la agenda de cualquier político, la lucha contra la corrupción es uno de los elementos centrales y a mí como a muchos que la democracia importa mucho, me afecta este tipo de afirmaciones" dijo en clara alusión a Romero Feris, quien fue condenado ya en tres oportunidades por hechos de corrupción durante su gestión de intendente. Otras cinco causas aguardan fecha de debate.

"Me da la sensación que buscan amedrentar el representante legal del Estado, se busca consagrar la impunidad, entiendo que toda la actividad desarrollada por el Ministerio está orientada a que las causas tengan un desenlace, los correntinos merecemos saber que ha ocurrido, porque la persona que está inculpada ha sido en su momento gobernador, quien administró los propios recursos" dijo dejando en claro su posición.

No dudó tampoco en defender airadamente al fiscal de estado que el mismo impulsó al sillón que ocupa: "me parece un despropósito que desde el lugar de los procesados con una situación de ir a juicio se ponga en tela de juicio al funcionario provincia, no voy a consentir que la corrupción tenga el manto de olvido".

Y en el mismo sentido no dudó en cuestionar la falta de definiciones respecto de los ex funcionarios del Partido Nuevo procesados por la Justicia. "Las expresiones de Ortega son casi una apología al delito" afirmó echando más nafta al fuego de un incendio que amenaza con volverse incontrolable.

El acuerdo entre "nuevistas" y el Frente de Todos, impulsado básicamente por Noel Breard y el grupo de dirigentes de la Capital que lo acompañan, que provocó el desplazamiento de los dirigentes de uno y otro bando del interior de la provincia, incluye no sólo un reparto de cargos entre ambas fuerzas, sino además la promesa de impunidad para Romero Feris, así también como un manto de olvido sobre los mas de 8 millones de pesos que el líder del partido "naranja" debe reintegrar a la Municipalidad de Corrientes, algo en lo que el candidato a intendente del Frente de Todos, Eduardo Tassano, no fue siquiera consultado, pero si conminado a cumplir en el hipotético caso de llegar a la intendencia capitalina.

Como contrapartida, el PaNu no sólo debe trabajar electoralmente, sino además apoyar en todo lo que sea necesario, en caso de una derrota electoral, a los funcionarios de la gestión de Arturo Colombi que puedan tener problemas con la justicia, algo que ya ha comenzado a suceder desde hace varios meses.

Comentá la nota