El Ministerio de Trabajo pone bajo la lupa las licencias y finalización de contratos en empresas.

Se pidió información detallada a cada una de las firmas que implementa este tipo de medidas desde el inicio de la crisis en el sector industrial. «Solicitaremos respuestas de las empresas en el caso de encontrar alguna anormalidad», dijo el secretario del área, Walter Luciani.
RIO GRANDE.- Desde el comienzo de la crisis para el sector industrial, gran parte de las empresas radicadas en la provincia ha decidido otorgar a su personal licencias extraordinarias y rescindir de manera adelantada cientos de contratos. Ahora el Ministerio de Trabajo analiza esas determinaciones para evaluar posibles irregularidades.

El secretario de Trabajo de la provincia, Walter Luciani, informó que desde el área recibieron esta semana la información solicitada a empresas de diversos rubros radicadas en Río Grande, ante casos de licencias extraordinarias y rescisión de contratos en el sector, y señaló que la documentación acercada «está siendo analizada por el área laboral».

Es que, según el funcionario, «la industria textil continúa otorgando licencias extraordinarias al personal, en tanto que las autopartistas han llevado adelante algunas rescisiones de contratos de común acuerdo con los trabajadores».

«Lo que hicimos de nuestra parte fue solicitar toda la documentación que nos dé el respaldo legal de esos acuerdos», puntualizó Luciani, señalando que «hemos recibido la información recién esta semana, por lo que estaremos estudiando los contratos para solicitar una respuesta de las empresas en caso de detectarse alguna anormalidad».

Se trata de cesaciones de contratos o de acuerdos de partes para rescindirlos, por lo que este Ministerio toma la notificación de la empresa. «Nosotros solicitamos los contratos para ver que se hayan hecho dentro de la normalidad», agregó.

En relación a la situación planteada en la firma JVC, el titular de la Secretaría de Trabajo provincial comentó que «se presentaron ante el Ministerio de Trabajo de Nación las acciones a realizar por parte de la empresa en lo concerniente a la cesación de contratos y la suspensión de los empleados con el 50 por ciento del sueldo hasta el mes de marzo, y la firma se encuentra negociando la fabricación de equipos de una prestigiosa marca internacional».

«Hemos recabado la información de que la empresa ha presentado sus procesos preventivos en el marco del Ministerio de Trabajo de Nación, por la cual hay que arreglar con los trabajadores la suspensión al 50 por ciento hasta el mes de marzo», indicó.

Luciani sostuvo que desde la Secretaría de Trabajo «sabemos que hay un acercamiento de la fábrica con una marca de primer nivel, por lo que los representantes de JVC se muestran optimistas ante la posibilidad que su situación pueda mejorar en el transcurso de los próximos meses».

Comentá la nota