El Ministerio de Trabajo declaró la conciliación obligatoria en el conflicto de Salud

El Ministerio de Salud había presentado un esquema de trabajo para garantizar el servicio mínimo de atención médica en la emergencia generada por las medidas de fuerza resueltas por los profesionales, ante el pedido efectuado en tal sentido por parte del Ministerio de Trabajo de la Provincia; pero al no haber definiciones de parte de las APHRU y la APHRRG, durante la audiencia del último viernes, el organismo laboral resolvió la conciliación obligatoria.
Tras el encuentro, el paritario por el Gobierno Carlos Esperanza, comentó que en la reunión de este viernes se discutieron "cuestiones técnicas", puesto que "en el conflicto en que estamos inmersos con las asociaciones de profesionales, éstas había resuelto adoptar medidas de fuerza que en Río Grande se extendía por tiempo indeterminado".

Ante esta situación, dijo, "el Ministerio de Trabajo reclamó a las partes que se confeccione un esquema que cubra prestaciones mínimas a la población, tal cual lo establecen las leyes vigentes para este tipo de situaciones".

El doctor Esperanza informó que "el Ministerio de Salud presentó un esquema, que fue recibido por los representantes de las asociaciones profesionales; pero nos contestaron que no podían, en ese momento, tomar una decisión porque debían consultarlo con sus asociados; y que en un tiempo prudencial nos harían la devolución, con las sugerencias y modificaciones que consideren conveniente".

El funcionario explicó que la propuesta oficial apunta "a definir servicios y prestaciones mínimas que deben cubrirse en el hospital cuando se enfrenta una suspensión del trabajo habitual, por más de 48 horas".

Observó que cuando se suspenden las actividades por dos días, "que es lo que habitualmente pasa todas las semanas cuando llega el sábado y domingo, hay un esquema de guardias que se cubren para prevenir cualquier emergencia que aparezca en ese período"; pero que "cuando hablamos de suspender las tareas por un plazo indeterminado, y que pueden ser por 20, 60 ó más días, la previsión debe abarcar más áreas".

Argumentó el planteo en el hecho de que "hay situaciones de salud que pueden esperar un par de días, del viernes al lunes; pero no pueden hacerlo indefinidamente".

"Por eso es que presentamos un esquema que garantice las prestaciones mínimas en una contingencia como la que se planteó con la huelga por tiempo indefinido resuelta por los médicos de Río Grande", dijo.

Precisó que la propuesta oficial contempla "continuar, por ejemplo, con los controles de embarazadas, que se hace una vez por mes; porque no tendría importancia si se retrasan un par de días, pero sí la tiene si la demora es por un mes o más".

También anotó la necesidad del "control de niños sanos, con el mismo criterio usado para las embarazadas; tenemos esquemas para controlar patologías crónicas, por ejemplo de diabéticos, que no pueden estar 60 días sin que nadie lo atienda".

Anotó por otra parte que "ahora la gripe A nos está dando un respiro, pero eso no quiere decir que haya pasado todo el riesgo que implica", por lo cual, "si hubiera algún rebrote, que es probable que ocurra, seguramente este esquema que presentamos sufrirá modificaciones para hacerle frente. No nos olvidemos que en cuestiones de salud la cosa es muy dinámica, y va variando constantemente".

El doctor Esperanza remarcó, no obstante, que "un paro por tiempo indeterminado, constituye en sí mismo un riesgo de carácter sanitario que se sale del marco de un feriado; y si bien no es tan grave como una epidemia, tener el hospital parado por tiempo indefinido implica un riesgo distinto que no trabajar un 9 de julio, por ejemplo".

En virtud de que "no se pudo establecer durante la reunión algún tipo de reglamento que determine cómo se lleva a cabo una medida de fuerza en un servicio esencial como es el de salud, Trabajo determinó la conciliación obligatoria, lo que marca una tregua en el conflicto, que será usada, entre otras cosas, para definir una reglamentación concreta".

De todos modos, dijo que "nosotros estamos esperando que las asociaciones profesionales devuelvan la propuesta presentada por el Ministerio, con sus agregados y/o modificaciones", y si bien reconoció que "para ello no tienen un plazo definido", estimó que "en dos o tres días lo van a hacer".

En cuanto a la situación en el hospital de Ushuaia, el médico dijo que "actualmente es de normalidad, ya que los profesionales (del nosocomio público capitalino) había resuelto adoptar una medida de fuerza para el miércoles, y con la conciliación obligatoria tendrán que suspender esa decisión mientras dure el plazo de negociaciones".

Esperanza manifestó que la situación de conflicto que se vive en el sistema de salud es "muy odiosa, que sería mejor no tener que vivirla. Pero yo no dejo de entender que el Gobierno no tiene otra respuesta para dar que no sea la que ya dio".

"Preferiría llegar a un acuerdo, tanto con las asociaciones profesionales como con todos los trabajadores del Estado, para que estuviéramos todos cómodos, y cada uno se sintiera bien retribuido; pero en este punto, la cuestión pasa por creer o no creer que la Provincia no tiene más dinero para erogar en concepto de salarios", señaló.

Comentá la nota