El Ministerio de Seguridad sostuvo que "los compromisos asumidos con Tandil siguen el pie"

En respuesta a los reclamos del Intendente, la Provincia indicó que los efectivos egresados de la Escuela Juan Vucetich irán al conurbano para cumplir con el programa de seguridad lanzado por la Presidenta. Por otro lado, aseguró que si el Municipio adquiere los móviles prometidos, garantizará más policías.
A través de un comunicado, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires salió a responder al Ejecutivo local en torno a 27 efectivos policiales egresados, oriundos de Tandil, que serán asignados al conurbano bonaerense.

El viernes, tras una reunión del jefe de Gabinete Carlos Fernández en el Ministerio de Seguridad, el intendente Miguel Lunghi anunció que solicitaría una audiencia "urgente" con el gobernador Daniel Scioli para que le explique las razones de la medida.

Los reclamos se basan en que existía un compromiso previo para que los jóvenes de localidades del interior que entraran a la Fuerza Policial retornarían a su ciudad de origen luego de cumplir con los estudios.

Ante el rumor de que los 27 policías oriundos de Tandil pasen a cumplir funciones en el conurbano, Carlos Fernández viajó a La Plata y en el Ministerio de Seguridad le confirmaron la disposición y argumentaron que había sido adoptada "en el máximo nivel", por el Gobernador y el ministro Carlos Stornelli.

El argumento oficial

Atentos a las declaraciones de Carlos Fernández, desde el área de Seguridad provincial explicaron que "la dinámica de reasignación de recursos humanos que realiza hoy la policía de la Provincia hace imposible destinar ‘definitivamente’ efectivos a un distrito", sin embargo "esta asignación, no implica un cambio en la política de seguridad acordada con las autoridades de Tandil y en ningún esquema -planteado o a definir- la ciudad verá afectada su seguridad".

En este sentido, fuentes provinciales agregaron que el Ministerio de Seguridad confirmó que "tal como había sido anunciado por el gobernador Daniel Scioli el 25 de marzo pasado en la Escuela Juan Vucetich, los 1.287 cadetes recientemente egresados serán destinados a cubrir servicio en distritos del conurbano en consonancia con el programa de seguridad lanzado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner".

Por otra parte, garantizaron que "los compromisos asumidos con los vecinos de Tandil siguen en pie" y adelantaron que "si el Municipio ratifica la compra de los móviles anunciados a través de la prensa, el Gobierno de la Provincia, pondrá a disposición efectivos para cubrir la demanda, aunque no necesariamente serán los egresados este año, que ya fueron asignados a otro destino".

Cabe destacar que los funcionarios se refirieron al proyecto de la ciudad de aportar cuatriciclos destinados a reducir las cuadrículas y ampliar las acciones preventivas de patrullaje, propuesta que surgió a partir del recrudecimiento de la ola delictiva.

Origen y destino,

la polémica

Por otra parte, desde la Jefatura de Gabinete de Ministros aclararon que "el lugar de origen del agente no determina su destino" y marcaron que "en ningún caso se puede hablar de ‘destino definitivo’ cuando se asignan tareas a un efectivo en algún lugar; no lo prevé la ley, ni es posible prometerlo en un contexto de contingencia de seguridad como el que afronta el país en este momento".

Por último, manifestaron que "la decisión del gobernador Scioli y del ministro Stornelli es fortalecer y apoyar el Programa de Seguridad anunciado por la Presidenta, que necesita del aporte de recursos de ambas administraciones; que reincorpora policías retirados para que realicen tareas acordes a sus aptitudes y que además se complementa con personal de Gendarmería y Prefectura".*

Comentá la nota