El Ministerio de Salud refuerza los controles ante la fiebre amarilla

Desde el Ministerio de Salud Pública de la Nación los especialistas no descartan que los brotes de fiebre amarilla que se registran en Misiones pudieran extender a Corrientes, Chaco, Formosa, Salta y Jujuy, por lo que no descartan la idea de que se decrete la obligatoriedad de la vacunación masiva.
Mientras tanto, y tratando de llevar un poco de calma, el titular de la cartera sanitaria provincial, Adolfo Schneider, sostuvo ayer que "debemos estar atentos y redoblar los esfuerzos para evitar que esta enfermedad llegue a la provincia, debido a la cercanía que tenemos con zonas en riesgo como ser la provincia de Misiones".

En diálogo con Agencia Corrientes, el titular de la cartera sanitaria recordó que "tras confirmarse los nuevos casos en monos y dos muertes de seres humanos en Misiones, decidimos reforzar la campaña de vacunación en las zonas de mayor riesgo".

En consecuencia, desde la semana pasada se intensificó el rastrillaje en localidades como San Carlos, Garruchos, Colonia Liebig y Garabí, con el objeto de vacunar al 100 por ciento de la población objetivo.

"Actualmente, tenemos a un 95 por ciento de la población en riesgo inoculizada y estamos trabajando para hacer lo propio con el porcentaje restante que se corresponde con habitantes golondrinas que muchas veces son difícil de localizar", remarcó el funcionario.

No obstante, aseguró que "venimos realizando todos los controles pertinentes" y "estamos muy atentos a la situación de provincias como Misiones y países como Paraguay y Brasil, ya que la fiebre amarilla no respeta límites geográficos".

Pese a recordar que "en Corrientes no se ha registrado ningún caso en animales ni en seres humanos" Schneider recomendó a la población tener en cuenta tres requisitos esenciales para prevenir un brote en la provincia: "Evitar las visitas a las zonas donde se confirmó la presencia de fiebre amarilla, en caso de ir vacunarse 10 días antes del viaje y una vez en el lugar usar repelente cada cuatro horas, incluso por encima de las prendas de vestir".

Comentá la nota