El ministerio dictó la conciliación obligatoria y la UOM levantó el paro previsto para ayer

Iban a realizar un paro y corte de la Panamericana, en el caso de Campana. La viceministro de Trabajo, Noemí Rial, instó a la UOM y a las cámaras a que reabran el debate para llegar a un entendimiento. Además, le exigió a las empresas que otorguen un pago a cuenta, por única vez, de $500 a todos los trabajadores bajo convenio
La viceministra de Trabajo, Noemí Rial, dictó en la tarde de ayer la conciliación obligatoria por un período hábil de diez días a partir de la 0 de hoy en el conflicto que por un aumento salarial mantienen la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y las cámaras empresarias de la actividad.

El gremio acató la decisión y levantó el paro y la marcha previstos para hoy, en tanto la cartera laboral intimó a las empresas a abonar a todos los trabajadores 500 pesos no remunerativos "a cuenta" de lo que resulte de la negociación.

Trabajo intimó a las empresas a abonar esa suma no remunerativa a todos los trabajadores, que deberían haber percibido la mejora salarial a partir del 1 de abril último.

Las empresas habían ofrecido un pago de 200 pesos mensuales a partir de abril, por lo que Trabajo impuso el pago "a cuenta" de 500 pesos antes de fin de mes y propuso continuar el diálogo.

Las negociaciones entre el gremio industrial y las cámaras continuarán a las 15 del lunes 22 en Leandro N. Alem al 600.

La huelga convocada por el sindicato metalúrgico, que lidera Antonio Caló, se había enmarcado en un plan de lucha que debía comenzar a las 10.00 de hoy con abandono de tareas en todas las seccionales del país, en tanto el personal de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires iba a concentrarse en Plaza del Congreso. En Campana iban a marchar por la Ruta 6 hasta la Panamericana en donde iban a interrumpir el tránsito.

En una solicitada aparecida ayer en los medios, la UOM se pronunció por "el diálogo y el acuerdo" y recordó que los haberes de los trabajadores están "congelados" desde marzo de 2008.

"Los trabajadores necesitan una recomposición salarial. Los empresarios deben entender que los salarios de los metalúrgicos se redujeron casi un 50 por ciento desde octubre" último, dijo Caló, quien sostuvo que se impone "un aumento para mantener el plan económico del gobierno, basado en el consumo popular".

La UOM reclama una recomposición salarial del 22 por ciento.

El secretariado nacional de la UOM había sido facultado por el Congreso de Delegados realizado en Mar del Plata a adoptar "las medidas pertinentes para lograr la mejora".

Por su parte, el representante de las firmas del sector, Ricardo Güell, dijo que "resultó auspiciosa la resolución que tomó el ministerio, porque permite distender las presiones de fuerza y los plazos de las negociaciones, además del estado de ánimo de las partes".

Los metalúrgicos iniciaron las paritarias con un pedido de 22% de suba de los sueldos y la alternativa de aceptar un pago de monto fijo, pero de $400 mensuales y limitado a un período de cinco meses desde el 1º de abril, ya que el último convenio venció el 31 de marzo.

Ahora, a la luz del dictado de la conciliación obligatoria "los empresarios ven con preocupación la determinación del pago a cuenta de una vez, con fecha límite el 26 de junio de $500, en forma extraordinaria, por única vez y con carácter no remunerativo, porque no sólo las negociaciones estaban avanzadas, sino porque es de una complejidad que merece un exhaustivo análisis de su viabilidad, porque obliga a empresas que estaban con Acuerdo Preventivos de Crisis y otras incluso con subsidios del Gobierno, a hacer un pago a cuenta justo en el momento en que deben liquidar la quincena y, además, comienzan a liquidar el medio aguinaldo", dijo Güell.

Comentá la nota