El Ministerio comprometió recursos para crear una Unidad Coronaria

Hugo O’ Brien, director asociado médico del Hospital San José, y Sebastián Caldentey, jefe de Terapia Intensiva, presentaron el proyecto ante el director de Hospitales. El objetivo es montar un sector de cuatro camas para pacientes con patologías cardiovasculares. La cartera sanitaria asignaría becas y equipamiento.
El funcionamiento en el Hospital Interzonal de Agudos San José de un Servicio de Hemodinamia trajo como correlato la necesidad de pensar en la instalación de una Unidad Coronaria, definida como un espacio exclusivo de atención para los pacientes con patologías cardíacas. En este marco, y en virtud del crecimiento notable de la población que se atiende en el nosocomio y se somete a diversas prácticas de alta complejidad desde este servicio, las autoridades del Hospital San José gestionan la creación de la Unidad Coronaria y su incorporación a la nueva estructura funcional aprobada recientemente por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.

En diálogo telefónico con LA OPINION, el doctor Hugo O’ Brien, director asociado médico del Hospital San José confirmó que el jueves viajó con el doctor Sebastián Caldentey, jefe del Servicio de Terapia Intensiva, para presentar el proyecto ante el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.

"Fuimos recibidos por el doctor Sergio Alejandre, director de Hospitales, a quien le acercamos un proyecto en el que venimos trabajando desde hace tiempo", precisó el director médico del Hospital, al tiempo que señaló que abrir la Unidad Coronaria significaría "contar con un espacio apropiado a las necesidades que nos plantea el Servicio de Hemodinamia".

Brindando precisiones sobre los términos de la entrevista mantenida, O’ Brien indicó que se planteó inquietud de habilitar la Unidad Coronaria con cuatro camas específicas para pacientes con problemas cardiovascualres y agregó que justificaron el pedido en la necesidad que genera el Servicio de Hemodinamia y por el crecimiento de la población que se está atendiendo dentro del Hospital con problemas cardíacos.

En este punto, y tal como había sido señalado a LA OPINION en oportunidad de anunciar la realización de estas gestiones, el director asociado médico refirió: "Pusimos en conocimiento del director de Hospitales que se han incrementado en un ciento por ciento los estudios de Hemodinamia".

La solicitud

El pedido acercado al titular de la Dirección de Hospitales consistió en la disposición de recursos humanos para el funcionamiento de una Unidad Coronaria.

"Pretendemos conseguir el recurso humano, más que el recurso físico", planteó O’ Brien y confió que encontraron "muy buena recepción por parte del funcionario".

De acuerdo con lo señalado por O’ Brien, la cartera sanitaria se comprometió a asignar becas de contingencia que permitan financiar el costo de recursos humanos, por lo menos en una instancia inicial.

Al respecto, detalló que se le pidió al director de Hospitales el nombramiento de siete médicos con especialidad en Cardiología o Recuperación Cardiovascular y diez enfermeras.

En este aspecto y consultado sobre si fue satisfactoria la respuesta en orden al ofrecimiento de becas, el director asociado médico del Hospital confesó: "Nos volvimos muy conformes, sabemos que las becas tienen que ver con una contingencia, pero sabemos también que es lo que nos va a permitir poner la Unidad Coronaria en funcionamiento hasta que lleguen los nombramientos respectivos".

Infraestructura

En orden al espacio físico donde funcionará la Unidad Coronaria, O’ Brien anticipó que se piensa adaptar el sector en el que actualmente funciona la sala de médicos de Terapia Intensiva. En este sentido señaló que "los gastos que demande la infraestructura correrán por cuenta del Hospital, que los financiará con recursos propios".

"El Ministerio cubrirá el tema de los recursos humanos y colaborará con parte del recurso físico, es decir el equipamiento que necesita el funcionamiento de una Unidad Coronaria. Nos han prometido seis respiradores, seis monitores, seis bombas infusoras, resucitadores y otros aparatos que se requieren en un servicio de estas características", confió, conforme con el eco obtenido en la gestión.

En poco tiempo

Con respecto al tiempo en el que podrá estar funcionando este nuevo sector, O’ Brien se mostró optimista al señalar que estima que la Unidad estará funcionando "en alrededor de dos meses" y precisó que "hasta que eso ocurra seguiremos utilizando las camas de la Terapia Polivalente".

La Unidad Coronaria no había quedado contemplada en la estructura recientemente aprobada por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.

Para las autoridades del Hospital San José, "lo más complejo de resolver es la cuestión del recurso humano, porque se precisan nombramientos y compensaciones económicas para la gente que trabajará en la Unidad". La idea que contempla el proyecto original es que la Unidad Coronaria quede bajo la dirección del jefe de Terapia Intensiva del nosocomio.

Comentá la nota