Minervino: "A la Municipalidad no le interesó pensar un adecuado puente peatonal sobre Cabrera".

El profesional advirtió que "Un puente es mucho más que una estructura que permite pasar de un extremo a otro. Es un hecho urbano, una presencia artificial que irrumpe en el paisaje y debe ser respetuoso del mismo". Costará un millón y medio de pesos, lo que equivale a 12 viviendas del Plan Federal.
Mario Minervino escribió que la Municipalidad de Bahía Blanca ha decidido no pensar demasiado y licitó la construcción de un puente peatonal sobre la avenida Alberto Pedro Cabrera, a la altura de la escuela de Agricultura y Ganadería, pidiendo a las empresas interesadas en realizar la obra que además de la oferta de construcción presenten un proyecto de "hormigón pretensado" con barandas y rampas.

El resultado fue el esperado: un puente tipo vialidad, sin ningún aporte estético, gris, recto, apropiado para cualquier ruta del país. Poco importó que esta pasarela se ubicará en un paisaje muy atractivo de la ciudad, como es el valle del Napostá, con singular geografía y vistas hacia las sierras

Los puentes de estos tiempos: funcionalidad, diseño, color, materiales modernos, creatividad.

No se pensó desde la comuna en una obra que a pesar de ser funcional por excelencia, como es un puente, puede aportar su cuota de diseño, de adaptación al paisaje, de respeto por el lugar.

Debiera además ser un llamado de atención hacia la Universidad y a la Escuela a la que va a atender, en cuanto a la búsqueda de un proyecto de excelencia, dentro de las limitaciones presupuestarias, que aliente la creatividad, el uso de nuevos materiales, la plasticidad.

Un puente es mucho más que una estructura que permite pasar de un extremo a otro. Es un hecho urbano, una presencia artificial que irrumpe en el paisaje y debe ser respetuoso del mismo.

Santiago Calatrava, el arquitecto e ingeniero valenciano que ha hecho de los puentes una herramienta de revitalización urbana, ha dicho, al inaugurar su última obra en Venecia, que se trata de una obra pensada "a la altura de la ciudad" y "un acto de amor hacia Venecia". De ese pensamiento, una obra distinta.

Un detalle final, la propuesta de la única empresa que se presentó a la licitación es, cuanto menos, elevada. Los $ 1.467.000 pesos (unos 420 mil dólares) a gastar son en terminos de, por ejemplo, inversión en viviendas, el equivalente a construir 12 unidades del Plan Federal.

Posdata: no se trata sólo de cuestionar el puente por su estética. Se presenta además una crítica al hecho de no analizar alternativas menos agresivas y costosas, que las hay y muchas.

Comentá la nota