MINERÍA - Quieren saber si contaminará el río Dulce Los concejales termenses, interesados en Agua Rica

Tarea. Se abrió un espacio de diálogo para escuchar las inquietudes de las organizaciones en el ámbito del Comité de Cuenca.
El emprendimiento minero de Agua Rica, próximo a instalarse en la provincia de Catamarca, está llevando la atención de los concejales de Las Termas de Río Hondo. Por ello, ayer fueron recibidos por los integrantes del Comité de Cuenca Salí-Dulce, a donde concurrieron para eliminar las incertidumbres sobre el proyecto.

Si bien no existe documentación técnica sobre la radicación minera en poder del Comité, sus integrantes les entregaron a los ediles una copia de la exposición que realizaran meses atrás en el mismo ámbito representantes de Agua Rica.

“Nos indagaron sobre qué acciones estábamos realizando respecto del emprendimiento, aparte de la tarea de monitoreo en la cuenca para ver si los desechos de la Minera La Alumbrera contaminan. Les respondimos que no podemos ejecutar otra acción en razón de que somos un órgano que no tiene personería jurídica, no podemos actuar judicialmente y lo que hacemos es consensuar entre las provincias de la cuenca algunas políticas e impulsarlas para su concreción”, dijo el secretario del Agua, Abel Tévez.

Ante una consulta de los ediles de Las Termas, el funcionario dijo que durante el encuentro anterior del Comité, Santiago del Estero reclamó el hecho de no haber tomado participación del informe de impacto ambiental de Agua Rica, pero sus directivos argumentaron que “cumplían con la ley y que esa documentación correspondía presentarla en donde se realizaba la acción, es decir, Catamarca, Tucumán y en Santa Fe (donde acopian los elementos para su exportación)”.

Luego del encuentro, Tévez remarcó que para el Comité de Cuenca Salí-Dulce fue importante la participación del Concejo Deliberante de Las Termas. “Vemos con beneplácito y nos sentimos acompañados”, insistió.

El funcionario también destacó que el Comité de Cuenca habilitó espacios de diálogo y participación ciudadana para que las organizaciones santiagueñas puedan presentar sus inquietudes y ser escuchadas por las autoridades.

Comentá la nota