Minería: oficialismo y oposición coinciden en convocar a un amplio debate

Una variedad de proyectos de exploración minera se está desarrollando en la provincia de Chubut, tendiente a la búsqueda de uranio y metales como oro y plomo. La actividad se desarrolla al amparo del Código de Minería de la Nación, pero la provincia debe establecer la zonificación para determinar definitivamente dónde será posible el desarrollo de actividades de explotación, que en principio tienen a la zona de la Meseta Central como área de exploración.
El marco normativo en Chubut tuvo la semana pasada una novedad de importancia. La Ley 5001 establece la prohibición de realizar actividades mineras con uso de cianuro y mediante sistema "a cielo abierto", con un segundo artículo que determinaba la creación de un Consejo Provincial de Medio Ambiente; ese organismo tenía la función de definir en qué áreas podrían activarse proyectos de explotación minera, dejando a resguardo otras regiones de la provincia.

La semana pasada, el oficialismo legislativo vetó lo referido al mencionado consejo, en tanto será el Poder Ejecutivo el que determine las zonas donde se permitirá la actividad.

"Hay una intención de reflotar el tema minero por parte del gobierno provincial -dijo el diputado radical Roberto Risso- y al parecer tienen dos áreas determinadas: la Meseta Central y la búsqueda de uranio en Paso de Indios, que es un área muy sensible por las aguas del río Chubut".

En la Legislatura, el tema tuvo en estos días discusiones con posiciones llamativas. Además de la postura del radicalismo planteando un debate amplio, se sumó la posición del ex jefe del bloque oficialista Javier Touriñán, quien planteó la posibilidad de que se convoque a un plebiscito en la provincia. "Nosotros adherimos a esa idea -dijo Risso- pero se tiene que hacer antes una campaña de mucha información, porque una consulta popular sin que la gente tenga elementos amplios para fijar su posición no tendría sentido".

No sólo dentro del oficialismo hay posiciones diferentes sobre un tema tan complejo. También en el radicalismo las aguas están divididas. Así se reflejó cuando el ex gobernador Carlos Maestro habló de promover la minería con los recaudos adecuados desde el punto de vista ambiental, al tiempo que el senador electo Mario Cimadevilla expresaba su rechazo a la invitación del gobierno para integrar cargos en Petrominera y debatir el tema "desde adentro".

"Como dijo el gobernador -citaron desde la empresa estatal-: el único camino del interior provincial que conoce Cimadevilla es Telsen, que es donde está su campo; es más fácil seguir hablando desde afuera".

A propósito del área rural, también es sintomático lo que está ocurriendo con productores de ese sector en Santa Cruz: la venta de campos a empresas mineras, o la celebración de pequeños contratos de servidumbre, se convierte en una alternativa de ingresos frente a la crisis y falta de respuesta de políticas nacionales que aqueja al sector ganadero.

Dentro de la oposición también hay posturas encontradas aun en segundas líneas. Tal fue el caso de un ex diputado radical, que expresó su rechazo a la postura "de oponerse a todo" y pidió preguntar a sus correligionarios en el parlamento "si conocen dónde queda Gan Gan: hay regiones de la provincia que no tienen alternativa productiva y no podemos negarles la posibilidad de la minería", reflexionó el dirigente.

Lo cierto es que el tema está lejos de tener posturas definidas y, menos aun, basadas sobre cimientos sólidos. Días pasados, el presidente del bloque de diputados provinciales del justicialismo hizo referencia a un supuesto informe de Petrominera, en el que se demostraría que es posible el desarrollo de la minería en forma sustentable; dicho informe, según pudo saberse a través de fuentes calificadas, no existe y sólo se trata de una definición de objetivos con los que el gobierno pretende impulsar la actividad: sustentabilidad ambiental y rentabilidad social.

Exploración

En la actualidad se realizan proyectos de exploración en diversas áreas, entre ellas el proyecto Navidad que apunta a la explotación de un yacimiento de plata. El denominado proyecto "Navidad" impulsado por la empresa Aquilaine, en la zona de Gastre, es el que ha tenido más trascendencia pública. Una eventual tarea de explotación no podría comenzar antes del año 2012, por lo que la provincia apunta a definir el marco reglamentario bajo el que se apunta a prever la actividad.

Por otro lado, el año pasado se conoció el otorgamiento de seis permisos de exploración y cateo a empresas mineras canadienses, para la búsqueda de uranio en un área total de 60.000 hectáreas en la zona de Cerro Solo.

El ambientalista Javier Rodríguez Pardo dijo a este medio en una entrevista publicada en marzo de este año sobre el proyecto Navidad: "Son yacimientos de plata que contienen plomo, donde hay plata hay plomo y en grandes cantidades. Para extraer plata se requiere un proceso de lixiviación, es decir triturar la roca con unos equipos fastuosos, con lo cual van a utilizar muchísima energía y agua. En el informe de impacto ambiental debemos establecer el volumen de agua que pretenden utilizar, porque el agua de las inmediaciones de Gastre va al río Chubut. Esta fue la discusión que tuvimos en ocasión del basurero de Gastre, cuando algunos geólogos negaban y otros afirmaban que el agua de la zona va al río Chubut. Utilizar perforaciones y sacar agua donde escasea o no lo hay, como Gastre (donde está el proyecto "Navidad"), es caer en la trampa de que esos acuíferos podrían terminar yendo al río Chubut. Y si va el agua, va la contaminación, los drenajes ácidos de mina".

Debate amplio

El jefe de Gabinete, Pablo Korn, reconoció el viernes en Comodoro Rivadavia que en la provincia se trabaja en exploración y cateo, pero una eventual fase de explotación comenzará luego de "un debate amplio de la comunidad con todas las instituciones intermedias".

En igual sentido se expresó Risso: "pedimos un debate de verdad, no entre cuatro paredes como se hizo con la cuestión petrolera. Porque después nos encontramos con las consecuencias: nosotros hemos derogado en su momento las normas de promoción minera de (ex presidente Carlos) Menem y (ex gobernador Carlos) Maestro, pero en el marco actual a la provincia no le ingresa nada por minería. Hace poco, un lobbysta minero dijo que Santa Cruz ganó 10 millones de dólares por la minería en un año, pero en un presupuesto de mil millones de pesos, estamos hablando de montos insignificantes, que no alcanzan siquiera para la inversión en infraestructura que tienen que hacer en los mismos pueblos donde realizan la actividad. Aun cuando se resolviera la cuestión ambiental, cosa que parece muy difícil, la minería no deja nada en las actuales condiciones" sostuvo.

En fin, el debate ya está en marcha; sólo resta esperar que el mismo sea amplio, profundo, participativo del que surja lo más aconsejable para nuestra provincia. También sería importante que se involucre la mayor cantidad de personas, especialmente las que nada tengan que ver con la política, pero asimismo será menester que desde los organismos gubernamentales y privados se brinde la mayor cantidad de información respecto de la actividad minera en general y de los proyectos que se impulsan en particular.

Comentá la nota