Minería aprobó el informe de Agua Rica.

La declaración de Impacto Ambiental había sido presentada en julio de 2007. Ahora, la empresa fue autorizada a iniciar la actividad en medio de una polémica porque antes anunció la reducción de personal y la paralización de la actividad.
La Secretaría de Minería aprobó ayer el informe de impacto ambiental que la empresa Agua Rica presentó en julio de 2007. Veinte meses después, el Estado dio luz verde al proyecto que la empresa presentó y que contempla las distintas etapas para la explotación del yacimiento ubicado en Andalgalá.

La autorización llegó en medio de una encendida polémica porque el martes pasado la empresa minera anunció que a partir de abril reducirá personal y las tareas que se venían desarrollando por un proceso de "stand by" como consecuencia de la crisis internacional y la baja en los precios de los metales.

Algunos sectores vinculados a la comunidad de Andalgalá responsabilizaron al secretario de Minería de la Provincia, José Sinner, al considerar que demoró la aprobación del informe de impacto ambiental y Agua Rica perdió la posibilidad de conseguir inversores para un proyecto que demandaría una inversión de 3.000 millones de dólares, aproximadamente. Concejales, comerciantes y proveedores expresaron públicamente su malestar y directamente culparon al funcionario por los empleados que quedarán desocupados a partir de abril.

Aunque no hubo mayor explicación oficial, Sinner desestimó las acusaciones y sólo dijo que había etapas que debían cumplirse antes de certificar el proyecto por la responsabilidad que implica la puesta en marcha de un proyecto minero. "Que hayamos aprobado la Declaración de Impacto Ambiental hoy (por ayer) no tiene nada que ver ni con los tiempos electorales de la provincia ni con los anuncios de Minera Agua Rica que dieron cuenta de que el proyecto ingresaba en `stand by´. Pero sí hemos sido prudentes en el proceso aprobatorio para definir con cuidado aspectos del desarrollo sustentable de Agua Rica", afirmó Sinner en declaraciones a una publicación especializada.

Para comunicar la decisión del organismo se emitió un breve comunicado que señalaba: "La secretaria de Estado de Minería ha emitido la Resolución Nº 035/09 otorgando la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) a minera Agua Rica, para la etapa de explotación, la que constituye las condiciones bajo las que se acepta el proyecto y a las que debe ajustarse la empresa. Ésta establece las condiciones que debe cumplir la empresa para la ejecución del mismo".

Más adelante informa que en el proceso de evaluación del informe participaron los distintos departamentos que componen la Secretaría de Estado de Minería (Unidad de Gestión Ambiental, Producción y otros), organismos públicos provinciales que son autoridades de aplicación en temáticas específicas tales como la dirección de Antropología, Secretaría del Agua y del Ambiente, Vialidad Provincial, consultores externos (contratados ad-hoc). Además, el informe también tuvo la aprobación del Consejo Consultivo Minero público provincial.

También confirma que la Declaración de Impacto Ambiental incluye obligaciones y compromisos que deberá asumir la empresa tanto en la faz técnica como los aspectos socio-económicos y culturales.

La decisión de la empresa Agua Rica de paralizar su actividad en la Provincia generó cruces entre funcionarios del Gobierno y representantes de la empresa y fue tema de preocupación para el gobernador Eduardo Brizuela del Moral. Según trascendió, el primer mandatario provincial recibirá al presidente de Yamana, Hernán Vera, a mitad de la próxima semana, una reunión que ya estaba agendada.

La estrategia del Gobierno provincial es intimar a la empresa a cumplir compromisos asumidos en la Provincia hasta la puesta en marcha de la inversión. El martes pasado, el titular de la secretaría de Minería realizó declaraciones a Radio Ancasti. En esa oportunidad fue consultado por el prolongado tiempo que llevó la evaluación del informe de impacto ambiental. Hay que recordar que en julio de 2007, Sinner había expresado en declaraciones públicas que la aprobación demandaría 6 meses. "Nosotros consideramos prudente no resolver la aprobación del mismo hasta tanto se analicen y ratifiquen algunos puntos de distintos temas ambientales. Se defina más claramente lo que hace al desarrollo sustentable de la zona por el proyecto y además corregir la redacción de la DIA para que resulte interpretable por todo el mundo. Incluso lo que más nos interesa es la sustentabilidad del proyecto", aseguró.

Comentá la nota