Mineras piden por la seguridad jurídica

Las exploradoras son las más dañadas por la crisis financiera. Hasta ahora no hubo despidos en el sector.
Las mineras que producen y exploran en Salta pidieron garantías al Gobierno para que ninguna decisión altere aquí la seguridad jurídica. Con los efectos de la crisis financiera internacional encima, la Cámara de Minería obtuvo el compromiso oficial de que ese marco no se modificará y se establecerá un mecanismo de salvataje para las compañías que entren en crisis, si la situación se agrava.

El pedido no fue antojadizo, ya que la situación del sector es delicada porque su desarrollo está directamente vinculado con las inversiones de multinacionales. Un dato: la última semana tres firmas solicitaron al Ministerio de Trabajo la habilitación del procedimiento preventivo de crisis, según informó su titular Nora Giménez, porque en este escenario es difícil mantener el nivel de actividad.

En la reunión que el presidente de la Cámara de Minería, Facundo Huidobro, junto a otros directivos, mantuvo el miércoles con el ministro de Desarrollo Económico, Julio César Loutaif, se destacó la decisión sectorial de retener a sus empleados porque para "nosotros -dijo el empresario- es importante el capital humano, al que capacitamos durante años". Pero también se pusieron sobre la mesa las dificultades que comienzan a retraer las ganancias, porque las exportaciones caen (el mercado brasileño, uno de los más importantes para la provincia, está limitado) y los movimientos comerciales también.

En Salta, la minería es una actividad económica - productiva importante: 1.400 trabajadores están vinculados a ella de manera directa y otros 5.500 en forma indirecta, a través de proveedores. "Con el ministro Loutaif generamos una conexión y quedamos en estar atentos. Le planteamos la situación por la que están pasando las exploradoras y las productoras, porque la crisis golpeará a ambas, pero en diferentes proporciones", comentó Huidobro a El Tribuno al término de la reunión realizada en la sede de la institución.

Las compañías exploradoras, aunque más pequeñas y "efímeras", son las más numerosas en la provincia. Y son esas las que están sufriendo especialmente las consecuencias de la crisis internacional, porque la mayoría cotiza en las bolsas; y cuando sus propietarios deciden una inversión y miran lo que está sucediendo en la Argentina, decisiones como la reestatización de las AFJP, el futuro se complica.

Tranquilidad para empleados de Bórax

Pese a la crisis económica global, que afecta a los diferentes sectores productivos, la compañía Bórax Argentina aseguró que "continuará trabajando en forma normal".

Alberto Trunzo, gerente general de la empresa, explicó que "resolvimos otorgar en enero las vacaciones anuales a todos los trabajadores de la planta, tal como lo hicimos durante los 50 años que estamos instalados en la provincia. Por lo que no se trata de una medida extraordinaria, sino de una modalidad que implementamos desde hace tiempo y que no se debe a ningún factor económico, ni de coyuntura".

"Salvo en los dos últimos años, que debido al déficit energético nos vimos obligados a producir durante el primer mes del año para subsanar ese inconveniente. Ahora la situación es distinta, ya que el Gobierno provincial nos aseguró la provisión de energía, con lo que volveremos a nuestro ritmo normal", aclaró el directivo.

En tal sentido anticipó que "a partir de esta semana se incrementará el trabajo para acumular el stock que tenemos previsto para este año, razón por la cual decidimos producir en horas extras, lo que deja en evidencia que a pesar de que nuestro sector no es ajeno a lo que sucede en en la economía mundial, el normal funcionamiento está asegurado".

Comentá la nota