200 millones de pesos para obras clave que llevaron tranquilidad energética a los barrios

Luego de la crisis energética, que aún no se solucionó definitivamente, la Provincia confirmó ayer que invertirán 200 millones de pesos para ampliar la capacidad de distribución en el Gran Resistencia y en el interior. El ministro de Infraestructura, Omar Judis, confirmó que en abril se estaría lanzando el fondo para financiar las obras energéticas, lo que constituye el plan más ambicioso de los últimos años.

Judis señaló a NORTE que el ritmo de inversión de Secheep no superó los 20 millones de pesos, y hoy con el plan provincial la cifra se disparará a $200 millones, recursos que serán destinados a mejorar la capacidad de distribución.

Más concretamente se construirán tres centros de media tensión en Resistencia: uno en la zona sur, otro en el oeste y uno más en el este de la capital. Con estas obras se elevará a 10 los centros transformadores.

El funcionario chaqueño informó que los centros de media tensión distribuyen la energía hasta los barrios, es decir que son clave a la hora de brindar luz cuando más se la necesita: en verano.

"Son inversiones que pasan como inadvertidas pero cuando son necesarios como es el caso de este verano, los usuarios reclaman este tipo de inversiones importantes", dijo el ministro.

También está previsto que este fondo especial financie obras de extensión de la red eléctrica en el interior provincial, en otras palabras la apuesta provincial es muy ambiciosa pero fundamental.

Estas obras complementarán otras nacionales, más específicamente la instalación de un transformador en Formosa y otro en Sáenz Peña, ambos aliviarán al sistema descomprimiendo la estación de Puerto Bastiani.

La intención es comenzar cuanto antes con las obras, pero la Provincia necesita primero constituir el fondo, asegurarlo y luego comenzar con los proyectos. Mientras tanto definirán los puntos inconclusos.

Judis sostuvo que en poco tiempo con el boom de las construcciones, en pocos metros de vereda hay un barrio entero, en referencia a los nuevos edificios con cientos de departamentos, todos ellos con una capacidad importante de consumo.

Este fenómeno provocó que la capacidad de transformación y distribución se saturará en los últimos años, más cuando el aparato productivo local comenzó a demandar más electricidad.

Agregó que no buscan culpar a las administraciones anteriores ni acusar a nadie. "Estamos haciendo un trabajo que es necesario para poder garantizar la sustentabilidad del sistema provincial" señaló.

Estas obras son para la provincia y financiadas con la recaudación del cargo fijo que significa un incremento mínimo para los usuarios residenciales de bajo consumo, unos 15 pesos aproximadamente y para el caso de altos consumos, alrededor de los 30 pesos.

Los funcionarios calculan que ingresarían unos 200 millones de pesos que se destinarán a estas obras, muy importantes para la provincia. Secheep será una de las pocas distribuidoras del país que resolvió apostar durante 2010 a más obras para incrementar la capacidad del servicio.

La reciente emergencia rediseñó el plan de la Provincia que ahora definió obras prioritarias tanto para la capital chaqueña como también para el interior provincial.

No es novedad que se necesitaban inversiones para el sistema pero pasaron varios años hasta que finalmente se diseñó este paquete de obras con un financiamiento propio y como ocurrió en años anteriores.

Comentá la nota