Hay 8 millones de personas que viven de los planes sociales

Van desde $ 150 hasta $ 770 en el caso de las pensiones para madres con familia numerosa.
Luego de 6 años de crecimiento económico, más de 2.500.000 familias reciben algún plan social del Gobierno Nacional. Y se calcula en otro medio millón la cantidad de gente que tiene algún plan provincial o municipal. Así se estima que más de 8 millones de personas -uno de cada 5 habitantes- reciben asistencia del Estado para subsistir.

A esto hay que agregar los planes alimentarios que asisten a esas mismas personas o a más familias, como los comedores escolares o comunitarios.

Se trata de un balance más que preocupante porque marca que la recuperación económica, no mejoró la realidad social y el 20% de la población debe vivir en condiciones de pobreza, inclusive recibiendo la ayuda del Estado.

Los planes van desde una ayuda de $ 150 hasta $ 770 en el caso de las pensiones asistenciales de madres con familia numerosa.

El grueso de los planes es administrado por el Ministerio de Desarrollo Social, en tanto el Ministerio de Trabajo administra el Plan Jefes y el Seguro de Capacitación.

Se estima que todos esos planes suman unas 15.000 millones anuales. La mitad lo absorben las pensiones no contributivas.

El Gobierno no tiene previsto aumentar el monto de esos planes, que en muchos casos se mantiene congelado en los valores de 2002, como es el caso del Plan Jefes de $ 150. También el seguro de capacitación se mantiene en $ 225 por mes desde que se instituyó en 2006, y no está previsto aumentarlo en 2010. De esta manera quienes viven de esos planes siguen siendo pobres y -en la mayoría de los casos- indigentes ya que esos valores son inferiores al valor de la canasta básica alimentaria familiar.

La excepción son las pensiones no contributivas que equivalen al 70% de la jubilación mínima y dependen de la evolución del haber mínimo, que se ajusta por la movilidad.

A pesar de la crisis económica y del lanzamiento desde fines de 2008 de distintos planes para estimular el consumo (como el de los autos 0 km o el de electrodomésticos) no hubo ningún anuncio social. No se aumentaron los beneficios ni se anunciaron nuevos planes.

Lo que se prevé ahora es aumentar el número de pensiones no contributivas e incorporar a 100.000 personas en el plan de cooperativas a cargo de las Municipalidades. Así el Gobierno compensaría la pérdida de empleos que se registró en la construcción. Pero mientras hubo una pérdida importante de empleos estables y en blanco, los 100.000 cooperativistas no tendrán relación de dependencia: serán "monotributistas sociales".

También se prevé seguir con el traspaso de beneficiarios del Plan Jefes al Plan Familias. Este plan consiste en un ingreso no remunerativo mensual que varía según la cantidad de niños y niñas menores de 19 años a cargo, o discapacitados de cualquier edad. Por eso, los 600.000 que lo reciben corresponden a familias, integradas por 1,5 millón de personas, sin ingresos o con ingresos muy bajos. Y a través del Ministerio de Trabajo, sigue vigentes planes con 970.000 beneficiarios. El más importante es el Jefes y Jefas de Hogar.

Comentá la nota