Millones para sostener la imagen presidencial

Gastan más que en la prevención del crimen
CARACAS ( El Nacional /GDA).- La del bicentenario de la independencia es la más reciente campaña lanzada por el gobierno venezolano para promover la imagen de Hugo Chávez.

En los últimos días de 2009, los postes de las autopistas amanecieron vestidos con los afiches alusivos, y no faltó el anuncio con el mandatario como protagonista: esta vez montando a caballo, con guayabera amarilla, y un grupo de jinetes que lo sigue. El aviso firmado por el Ministerio de Comunicación e Información dice: "200 años después, independencia y revolución".

En 2010, la administración pública destinará una partida de 178 millones de dólares a servicios de información, impresión y relaciones públicas, que incluye publicidad y propaganda (66 millones de dólares), además de servicios de imprenta y reproducción, relaciones sociales y avisos. La inversión para ese fin supera lo que el Estado dispondrá este año para la segunda fase de la activación del cuerpo de Policía Nacional (173 millones de dólares) y es 15 veces más de lo destinado por el Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia a la prevención del delito (12 millones de dólares).

Carlos Berrizbeitia, un ex diputado que ha seguido el rastro a los gastos presidenciales, afirma que se usa el presupuesto nacional para fomentar el culto a la personalidad, ya que la mayoría de los anuncios de las instituciones estatales se centra en la imagen de Chávez.

"Cada ministerio tiene una partida genérica para gastos de publicidad y propaganda, allí pueden incluir cuñas, vallas, avisos para alabar la figura del presidente. No hay control previo ni posterior de ese gasto. Pdvsa también ha sido una fuente de generación de publicidad no sólo para Chávez, sino para las campañas electorales", señala.

En 2007, tras el terremoto que golpeó a Pisco, en Perú, la aparición de unas latas de atún con el rostro de Chávez en la etiqueta ­repartidas entre los afectados por el sismo­ encendió un escándalo binacional. El ministro de Comunicación en ese momento, Willian Lara, negó que el Estado venezolano hubiera producido las latas. Luego de incidentes como éste, se tejieron más sospechas de financiamiento de la proyección de la imagen de Chávez en otros países. Berrizbeitia sostiene que con dinero público se consolida la "venta" internacional de su figura. Por eso, suma a los gastos en la promoción de la imagen del mandatario lo asignado para viáticos y pasajes fuera del país este año: 53 millones de dólares.

Comentá la nota