20 millones para las escuelas de La Matanza

La Matanza recibirá más de 20 millones pesos para refaccionar escuelas en todo su territorio. El gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció la primera etapa del Plan de Obras 2008-2009.
Ya se adjudicó la primera etapa que consta de realizar trabajos que se prolonguen sólo durante el receso de verano en unos 30 establecimientos. El distrito se beneficiará con fondos por un total de 21.600.000 de pesos para refaccionar los edificios que padecen los problemas más graves de infraestructura.

Las escuelas en las que se invertirá la millonaria suma son: las especiales 504, 512 y 513; las primarias 46, 78, 89, 100, 132, 137, 141, 146, 157 y 193; las medias 5, 18, 21, 31, 42, 49, 50, 51 y 130; y las técnicas 5, 6 y 8. En tanto que se realizarán trabajos en los jardines de infantes 913 y 920.

«Estamos lanzando el plan de obras de verano para las escuelas que es de 470 millones de pesos y triplica el presupuesto del año pasado para refaccionar los colegios», explicó Mario Oporto a El diario sobre el plan que alcanza a todos los distritos bonaerenses. «Había que anticiparse al verano», agregó.

El ministro sostuvo además que «durante el verano vamos a concretar unas 1300 obras además de los edificios nuevos que se van a construir bajo programas nacionales o aquellos que se realizan con dinero proveniente de créditos del BID».

Sin embargo, Oporto reconoció que falta mucho para llegar a una situación óptima en materia de infraestructura escolar: «La idea es tener rutina; con 8900 escuelas nunca voy a tener necesidad cero, para lo ideal todavía falta pero esto va a ser cuando tengamos los edificios necesarios para todos los ciclos», indicó.

Por su parte, desde el gremio docente Suteba de La Matanza, recibieron el anuncio con cautela: «Nos parece bien que se vayan encaminando las obras, aunque habrá que ver los plazos. El tema es que se realicen en los tiempos justos y no en los que se suelen terminar», al destacar que estas son obras que «se venían pidiendo hace más de un año» y que «hay otras que aún siguen esperando».

Comentá la nota