Con $60 millones en obras, la Provincia buscará mitigar inundaciones en la ciudad

Con $60 millones en obras, la Provincia buscará mitigar inundaciones en la ciudad

El proyecto de presupuesto estipula una partida para arreglos y trabajos hídricos, además de las intervenciones planificadas por el Municipio. En este marco, para 2019 se espera la reparación total del pluvial de la avenida Jorge Romero, que ya inició, y el de Frondizi.

Son constantes las complicaciones en diferentes partes de la ciudad cada vez que hay lluvias intensas. El agua se acumula en la zona céntrica y en la mayoría de los barrios, llegando incluso a ingresar a las viviendas y generando serios problemas. 

A pesar de algunas tareas preventivas de limpieza que realizó el Municipio en los últimos meses, las precipitaciones volvieron a causar inconvenientes y los desagües no dieron a basto en un amplio sector capitalino. Ante esta situación, se espera que en el transcurso del año que viene se concreten varias obras hídricas que incluyan la reparación de ductos dañados y la construcción de nuevos en algunos casos.

Más allá de lo estipulado por el Municipio, el Gobierno provincial planifica intervenciones en la ciudad en materia de infraestructura pluvial, con el objetivo de al menos paliar las consecuencias que generan las lluvias.  Aunque aún no se dieron mayores definiciones sobre cómo se ejecutarán los trabajos, el Gobernador había señalado que son necesarias intervenciones en el centro y también en sectores periféricos.

Mientras tanto, avanzan con las obras del túnel Liner en la zona del aeropuerto Piragine Niveyro, que servirá para que escurra el agua del ingreso a la localidad de Santa Ana y a los barrios que se encuentran en la arteria de entrada, a la vera de la Ruta 43.

Las mejoras que se prevén para el año que viene serán diseñadas en conjunto entre la Comuna y la Provincia, con algunas ideas que podrían desarrollarse. Entre ellas, se destaca la modificación del cauce del arroyo Pirayuí, para que no atraviesa por zonas habitadas como lo hace actualmente en el Fray José de la Quintana y Doctor Montaña. 

Además, en el otro extremo de la ciudad, en el sector Noreste, el llamado canal 4 que pasa por el campus universitario necesita algunos ajustes, ya que el nivel de al menos una alcantarilla es necesario corregir para que el agua de lluvia pueda escurrir. 

Por otra parte, se espera que sigan las tareas de limpieza que corresponden al Plan Hídrico, con la continuidad del camión desobstructor en diferentes zonas de la ciudad para evitar que el agua se acumule. 

Desagües

Dos de los desagües subterráneos más importantes de la ciudad se encuentran dañados y el año que viene volverían a funcionar, lo que traería cierto alivio ante cada lluvia, escurriendo por allí el agua de decenas de barrios capitalinos.

El de la avenida Jorge Romero, en costanera Sur, ya comenzó a ser reparado y quedan aún varios meses de obras. Allí, a más de dos años del colapso del ducto y el derrumbe de la avenida, iniciaron la construcción de un canal paralelo para luego colocar los nuevos caños anticorrosión. 

En tanto, el de la avenida Frondizi (continuación de Medrano), aguarda ser arreglado. La obra allí comenzaría en el segundo semestre del 2019, luego de que concluyan las reparaciones en el de la Romero. 

En esa zona del barrio Fray José de la Quintana, el Municipio prevé colocar caños y rediseñar la traza del pluvial, para que pase por debajo del parterre y así no cause daños a las viviendas que se encuentran en la zona.

Con estos dos pluviales reparados, esperan que el agua de lluvia pueda escurrir con mayor facilidad, aliviando los anegamientos que se dan de manera habitual hace tiempo, y que volvieron a presentarse este año cada vez que llovió más de 70 milímetros, generando serias dificultades de transitabilidad a vecinos de los barrios periféricos. 

Coment� la nota