Ya son más de $90 millones los que no han llegado a la Provincia.

Así lo afirmó el ministro de Hacienda, Aldo Molina. Si bien se están recibiendo más fondos que el año pasado, se está un 10% por debajo de lo presupuestado a finales de 2008.
"Se verifica, en los datos obtenidos en los primeros cuatro meses del año, que los recursos que llegan en concepto de coparticipación, tienen una caída del 10% respecto a lo presupuestado y un 8% de aumento en cuanto a lo que recibió la Provincia en el mismo periodo del año anterior". Así, el ministro de Hacienda de la provincia, Aldo Molina, describió para Diario El Zonda la situación que viene materializándose desde el último cuatrimestre de 2008 hasta la fecha. Esta situación, ocasionada principalmente por la crisis financiera internacional en la economía del país, le ha significado una caída en los ingresos proyectados superiores a los 90 millones de pesos. Es decir, que si se proyectó recibir una determinada cantidad de fondos para destinarlos a obras públicas, por ejemplo, se está recibiendo el 10% menos todos los meses. Esta situación generó que la Provincia lanzara a finales de 2008 un plan de ajuste de gastos, para poder reducir los mismos y de esa manera optimizar los recursos.

El ministro de Hacienda aclaró que "esta situación impacta sensiblemente en los proyectos que tenía la Provincia. Se tenía planificado desarrollar un plan de obras entre otros puntos, con una cantidad de recursos específicos, y hoy vemos que no se logra llegar a las metas necesarias para poder seguir cumpliendo con lo proyectado. La Provincia para cubrir ese déficit debe acudir a los ahorros que se generaron en periodos anteriores. Pero la preocupación que hoy tenemos es que esta tendencia no se acentúe", aclaró el funcionario.

Según los datos que proporcionó el funcionario, los ahorros con los que se cuenta y que están disponibles fluctúan entre los 30 y 40 millones de pesos. Cabe aclarar que se informó que en su momento se logró ahorrar más de 150 millones de pesos, pero la diferencia ha sido utilizada para mantener el ritmo en las obras y programas que está llevando adelante el Gobierno.

Dos alicientes

Por un lado, la Provincia está recibiendo recursos que no tenía previsto percibir, como los fondos provenientes de las retenciones a la soja. Hasta la fecha son casi 25 millones de pesos que han ingresado. Pero, por otro lado, la recaudación provincial viene subiendo y podría lograr obtener un nuevo récord superando los 400 millones de pesos anuales (ver El contrapunto...).

Comentá la nota