4 MILLONES DE DOLARES POR UNA FABRICA EN EZEIZA

Es una planta destinada a la producción de anteojos para la exportación. Fue inaugurada en la localidad de Ezeiza.
La empresa había emigrado en la década de los 90 como consecuencia de la debacle en la que cayó la Argentina.

"Habíamos tenido una fábrica en este país pero por las circunstancias de la economía argentina a fines de los 90 la trasladamos a Brasil. Esto es como un volver, un renacer, pero sobre todo una apuesta a seguir creciendo", contó Javier Rusansky, uno de los socios del emprendimiento. Por su parte, Valter Tomazzoni, director comercial de la marca, sostuvo que "toda Sudamérica está creciendo y Brasil y Argentina son las principales economías". Luego agregó que "es como cerrar un círculo que comenzó en este país, el primer diseño salió de la Argentina, en 1975. Incluso en la década del 90 todavía se exportaba diseño argentino, y por eso la inversión fue hecha aquí en circunstancias que no son las mismas y donde creemos que hay posibilidad de crecer". Los productos se venden hoy a 85 países pero, según Tomazzoni -uno de los principales socios brasileños-, "hay algo cultural que nos une con Argentina, tenemos una identidad común y decidimos apostar fuerte". La fábrica permitió generar, en esta primera etapa, 40 puestos de trabajo y se calcula que funcionando a pleno se incrementarán a 120.

Comentá la nota