Millonarios pagos por publicidad

La TV se lleva la mayor parte de la campaña.
La publicidad televisiva de las campañas es, en todas los períodos electorales, el mayor gasto que presentan los candidatos a la hora de rendir cuentas ante la Justicia.

La campaña pasada no fue la excepción. Los principales postulantes en la provincia de Buenos Aires, Francisco de Narváez y Néstor Kirchner, previeron en sus rendiciones preliminares unos 13 millones de pesos en propaganda. En total, para toda la campaña, el candidato de Unión Pro informó que gastaría 14 millones de pesos mientras que el ex presidente ubicó su gasto en 15 millones. Casi todo el dinero se lo llevó la publicidad.

En el caso del candidato de Unión Pro, su inversión en spots televisivos y radiales fue fuertemente cuestionada. No sólo por la gran cantidad de avisos que difundió, sino por haber comenzado la campaña televisiva antes del tiempo que permite la ley. De hecho, hasta le valió un reproche de su socio Mauricio Macri, que se conoció cuando apareció un video del jefe de gobierno porteño reprochándole a De Narváez el exceso de avisos de campaña.

De acuerdo con estadísticas de la Cámara Nacional Electoral publicadas en 2008, el 77 por ciento de los fondos que los partidos políticos recaudan en sus campañas lo destinan a la publicidad. Algunos expertos sostienen que el porcentaje es aún mayor y alcanza hasta el 90 por ciento del total de gastos.

Los Kirchner tampoco se quedaron atrás en la última campaña. No tanto por la cantidad de avisos sobre Néstor Kirchner, sino porque el Gobierno corre siempre con la ventaja de tener a su disposición la difusión de los actos, ya sean de la Presidenta o bien de sus funcionarios, para mostrar en televisión.

Comentá la nota