Millonario "salvataje" de Sarkozy a la prensa escrita.

El presidente francés calificó de "urgente" la situación y notificó una serie de medidas que destinarán un total de €600 millones para ayudar a la reforma y modernización del periodismo escrito.
Frente a la situación, Nicolas Sarkozy desgranó en el Elíseo un serie de medidas que supondrán destinar 200 millones de euros en los próximos tres años.

El sitio ABC.es publicó que las iniciativas se basan en las noventa propuestas recogidas en el Libro verde remitido a Sarkozy el pasado 8 de enero por el grupo de trabajo organizado en torno a los llamados 'Estados generales de la prensa' que se lanzó en octubre de 2008 para buscar una salida a los males endémicos del sector.

Entre las medidas contempladas figuran doblar el gasto en comunicación institucional del Estado y los organismos públicos en prensa escrita, incluida la digital, para compensar el hundimiento de las perspectivas publicitarias de los diarios, lo que supondrán unos 20 millones de euros más al año. "Espero que nadie lo vea como un atentado a su independencia", dijo, según la agencia Europa Press.

Tras recordar que la prensa francesa "estaba en crisis antes de la crisis", que viene a añadirse a una crisis "estructural", Sarkozy puso el acento en la necesidad de adaptarse a la nueva era digital y se mostró convencido de que no hay ningún "fatalismo" en el hecho de que los franceses se cuenten entre los europeos que menos prensa leen o que los periódicos galos sean unos de los menos leídos en el mundo.

El mandatario advirtió que "el Estado pone sobre la mesa un proyecto de tres años para modernizar e invertir en el sector de la prensa a cambio de reformas estructurales importantes" y aclaró que focalizó las reformas en siete áreas concretas: En primer lugar, internet. Así anunció la creación de un estatuto del editor de prensa 'on line' que implicará un "régimen de responsabilidad exigente" y el "refuerzo" de la ayuda estatal al desarrollo de los diarios en Internet.

En todo caso, los editores de prensa digital se verán exentos de impuestos profesionales. Francia seguirá también dando la batalla en Bruselas para que el IVA reducido se extienda igualmente a la prensa 'on line'.

Comentá la nota