Millonaria sobrefacturación

Una vez concluido el primer quinquenio de la concesión del servicio eléctrico, se realizó una audiencia para determinar los nuevos valores tarifarios.
El esquema quedó plasmado en la famosa resolución 076/01 del ENRE, que la empresa se negó a acatar, porque tenía valores inferiores a los que ella facturaba. Como consecuencia de no aplicar el criterio de cálculo contenido en el instrumento, realizó una millonaria sobrefacturación a los usuarios. En abril de 2002, una investigación de EL ANCASTI reveló la práctica que durante casi un año y medio había hecho la firma, por la que se alzó con más de 7 millones de pesos. El caso provocó en una presentación judicial de la Federación Económica de Catamarca (FEC), a la que se sumaron cientos de consumidores. Recién en 2004, con el cambio de manos de la empresa de Sergio Taselli a su hermano Alberto, se inició una nueva etapa de conducción en la que entre sus primeras acciones, fue reconocer la deuda con los usuarios. Por un acuerdo con el ENRE se devolvería a través créditos en las boletas los importes cobrados indebidamente. Sin embargo, una reciente auditoría determinó que la empresa sigue debiendo 4,45 millones de pesos, el 46% de la deuda.

Comentá la nota