Un millón al desamparo en Pakistán

El éxodo de población civil a causa de la nueva ofensiva del Ejército de Pakistán contra la insurgencia talibán en el norte del país supera ya el millón de personas, para las que el Acnur pidió ayer un "apoyo masivo" a la comunidad internacional.
En rueda de prensa, el máximo responsable del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), Antonio Guterres, de visita en Pakistán, se refirió al asunto como "la mayor crisis de desplazamiento interno en la historia del país". Según datos de Acnur, desde comienzos de mayo, 1.171.000 civiles han tenido que desplazarse desde sus lugares habituales de residencia debido a la creciente inestabilidad en el norte de Pakistán. "Durante décadas Pakistán ha acogido a millones de refugiados afganos. Es importante expresar exactamente la misma solidaridad" que los paquistaníes, expuso Guterres, quien subrayó que es necesario un apoyo económico masivo de la comunidad internacional, para lo que instó a que se haga efectivo rápidamente, ya que "no es momento para gestos simbólicos". Si las ayudas no llegan, dijo el comisionado, la crisis humanitaria se convertirá en un gran factor desestabilizador para Pakistán, que ya acoge a 1,7 millón de refugiados afganos y a otros 550.000 desplazados internos por las ofensivas del ejército en 2008 en otros lugares de la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP) y las adyacentes áreas tribales fronterizas con Afganistán.

Incluso el primer ministro paquistaní, Yusuf Guilani, describió el pasado jueves en el Parlamento la crisis como el mayor desplazamiento de civiles desde la creación del Estado y la partición del subcontinente en 1947, tras la independencia del Imperio Británico, momento en el que millones de personas se desplazaron a Pakistán desde la India y viceversa.

El gobierno paquistaní anunció esta semana la celebración el próximo día 21 de una conferencia internacional de donantes para recabar ayuda para los afectados por el conflicto. Aunque EE.UU., Francia, China y la Unión Europea ya han prometido una ayuda económica, el ministro paquistaní de Economía, Shaukat Tarin, cifró el viernes entre 600 y 800 millones de dólares la cantidad que Pakistán necesita para asistir a los desplazados en todo el proceso hasta la reconstrucción de sus hogares. Guterres explicó que la ONU está desarrollando un mecanismo para poder transportar comida, probablemente por vía aérea, a las decenas de miles de personas que se hallan atrapadas en áreas aisladas.

Comentá la nota