Million Dollar Baby: Pablito Bruera ya tiene presupuesto propio

Mientras el peronismo platense ultima detalles para encarar los últimos días de la cuenta regresiva para la interna que este domingo 30 de noviembre se desarrollará en la capital bonaerense con la única postulación de la Lista de Unidad que encabeza el intendente Pablo Bruera, en materia de gestión, la semana arrojó un saldo positivo para la gestión comunal.
El último miércoles, en una sesión maratónica del Concejo Deliberante local, la administración comunal consiguió que el cuerpo deliberativo le apruebe el primer presupuesto propio -428 millones de pesos-, que fue considerado por la mayoría de los bloques -incluidos algunos de los opositores- como “una herramienta administrativa” imprescindible para encarar el ejercicio económico 2009, en el segundo año de gestión del jefe comunal.

Aunque con múltiples cuestionamientos por parte de los bloques FpV-PJ –que aprobó el proyecto- y la Coalición Cívica –la única bancada que no respaldó la pauta de gastos e ingresos-, el presupuesto contó con 20 votos a favor y 4 en contra, mientras que uno de los artículos que lo componen –el que le otorga al Ejecutivo “superpoderes”, obtuvo el rechazo de varios bloques en el parlamento local.

En rigor, el artículo 12 del proyecto presupuestario no fue bien visto por algunos concejales. Este apartado le permite al intendente suprimir partidas, reordenar gastos y eliminar programas, entre otras atribuciones que dejaron la sensación de que las proyecciones presupuestarias para el año que se avecina no cuentan con la solidez esperada.

“Nunca un intendente de nuestra ciudad tuvo esta facultad tan antidemocrática. Creemos que es un abuso solicitar estos superpoderes para manejar a su antojo los recursos públicos”, se quejó el concejal alakista José Arteaga.

En similar sintonía, el titular de la Coalición Cívica, Oscar Negrelli –durante la sesión fue el más duro detractor de la gestión comunal- criticó “la estructura jurídica que permite los superpoderes”. También cuestionó el hasta aquí bloque aliado Peronista Platense. “Tenemos diferencias con el artículo 12. Le da demasiado poder al Ejecutivo”, argumentó en concejal Javier Scaramutti.

Para algunos observadores, la necesidad de aprobar los superpoderes responde a un síntoma de debilidad política de la actual gestión de cara al ejercicio económico del año que viene.

Según estimaciones oficiales la comuna incrementó la partida presupuestaria en un 24 % con una proyección de recaudación calificada como “demasiado optimista” –se prevé un 60 por ciento de recursos propios-, en un contexto económico nacional que según prevén analistas, estará signado por bajos índices de crecimiento.

Otra iniciativa del Ejecutivo que finalmente fue aprobada pero obtuvo el rechazo de la oposición, fue la creación de la Agencia Ambiental municipal. Desde el alakismo, se quejaron de la falta de consenso con los demás bloques políticos a la hora de elaborar el proyecto.

“El observatorio de medio ambiente –creado en 1998- tiene las mismas funciones y misiones que esta agencia. No están explicados cuáles serán los principales ejes en materia ambiental”, argumentaron.

La CC fue por más allá. “Repudiamos este proyecto que ingresó entre gallos y medianoche cuando ustedes - se jactaban de ser la nueva forma de hacer política. Son unos mentirosos y esta agencia no tiene otra finalidad que manejar una caja", disparó, fiel a su estilo, el edil Negrelli.

¿Sexto concejal para De Narváez?

El armado que el diputado nacional comenzó a hacer en la octava sección con vistas a los comicios legislativos del año que viene sigue dejando tela que cortar. Como se vino informando en este espacio, la idea del “colorado” es “pisar fuerte en La Plata” y por eso con su desembarco, hace algunas semanas –volvería a visitar la ciudad la próxima- se comenzó a cimentar la constitución de un bloque propio en el Concejo local.

Fue así que bajo la coordinación del titular del bloque Peronista Platense, Gonzalo Atanasof, los ediles Javier Scaramutti –compañero de bloque- Enrique Cappareli, Fernanda Caffaro y el alakista Justo Aráuz confluirán en una bancada de extracción duhaldista.

Pero según pudo constatar Agencia NOVA, operadores locales estarían ultimando los detalles para incorporar a esa fuerza política un nuevo edil, aunque, aún no dejan trascender el nombre. De concretarse la movida, el período legislativo del año que viene comenzaría con un nuevo esquema de fuerzas en el deliberativo.

La Coalición Cívica y el alakismo perderían su condición de primera mayoría –con cuatro ediles cada uno- ante la nueva pata legislativa del ex candidato a gobernador bonaerense y empresario en la ciudad. (www.agencianova.com)

Comentá la nota