Un millar de pingüinos invadió zona reservada para gasoducto

La presidente del Consejo Agrario de Santa Cruz, Silvia Batarev, aseguró que se llegó a un acuerdo con la empresa TGS para que no se inicien trabajos de movimientos de suelo en un área de la Reserva Faunística Cabo Vírgenes asignada a la construcción de un gasoducto hasta tanto no concluya con el tendido del alambrado que impida el ingreso de pingüinos. Se llegó a esta instancia porque alrededor de un millar de ejemplares de la especie Magallanes, ingresó a la zona vedada y fueron rescatados por guardafaunas.

La titular del Consejo Agrario brindó una conferencia de prensa en Río Gallegos, acompañada por el subsecretario de Medio Ambiente, Mario Díaz, para despejar dudas en torno a lo sucedido con los pingüinos que buscaron retornar a su hábitat natural.

En este sentido, Silvia Batarev explicó que "en razón que la empresa subcontratista que llevaba la tarea de alambrado se demoró en sus trabajos, algunos pingüinos ingresaron a zona de obras pero ya los guarda faunas, en una tarea artesanal, lograron rescatar a mil pingüinos todos en perfecto estado y en ningún momento con peligro de estar empetrolados".

Detalló además que "en la reserva hablamos de una población total de 300 mil pingüinos" y que la obra proyectada afecta un 0,5 por ciento del total de la reserva "por lo que estimamos que seguramente ya hay algunos huevos puestos y que algunas crías no se van a poder reproducir. Pero el mayor porcentaje que se rescató hasta ahora están en excelentes condiciones. Incluso todavía queda un trabajo por delante en retirar aproximadamente un grupo de 60 animales".

FRENAN OBRAS

Paralelamente, Batarev indicó que se llegó al acuerdo con la empresa TGS encargada de las obras del gasoducto, que consiste en que no se iniciarán los trabajos de movimiento de tierras "hasta tanto no se haya sacado al último pingüino del lugar".

Al mismo tiempo comentó que "trabajamos con la empresa en un cronograma de tareas y horarios en donde los guarda faunas realizan tareas de inspección y hacemos un seguimiento semanal del área y la situación".

Por su parte, el subsecretario de Medio Ambiente, Mario Díaz, negó que se vaya a aplicar algún tipo de multas a TGS por demoras en las tareas de alambrado, indicando que "la demora del colocado de alambrado fue de un tiempo corto, cuestión de días, pero hay que pensar que el grueso de la migración de aves es justamente en este momento por lo tanto la ocupación puede llegar a ser un día o dos no es que tiene que pasar muchos días para que invadan la zona".

Consultado sobre como repercute el trabajo llevado adelante por la empresa en la reserva, Díaz sostuvo que "no podemos predecir que va a suceder biológicamente porque es muy probable que como pasa con otras especies busquen otro lugar y nidifiquen igual".

TIEMPO DE NIDACION

En otro orden se le preguntó a Díaz por qué se hacen este tipo de obras en momentos de producirse la etapa de nidación de los pingüinos.

En tal sentido dijo que "las empresas (incluyendo subcontratistas de TGS) que realizan el gasoducto que cruza el Estrecho de Magallanes, desde Cabo Espíritu Santo a Cabo Vírgenes son internacionales y no son muchas. Hay muchos países que hacen operaciones de este tipo y lo que sucede es que hay turnos para su ejecución por lo tanto a nuestros país le toco el turno en este momento y no se podía correr".

Comentá la nota