Militares querellados

Tres víctimas de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet, que estuvieron recluidas en el buque escuela “Esmeralda”, querellaron por secuestro, tortura y asociación ilícita a ocho ex integrantes de la Marina y el actual director de Servicios de la institución.
Las víctimas, cuyos casos aparecen en el informe Valech, sobre prisión política y tortura, decidieron presentar la querella debido a los avances judiciales en el caso del sacerdote católico Miguel Woodward, quien en septiembre de 1973 fue detenido y llevado al “Esmeralda” para ser torturado y desaparecido.

El vicealmirante Cristián Gantes, actual director de Servicios de la Marina, afirmó que se trata de un error y aseguró que abandonó la nave al mediodía del 11 de septiembre de 1973, día del golpe de Estado encabezado por Pinochet. “Nunca más volví al ‘Esmeralda’, así que la verdad es que no sé de qué se me acusa. Tengo la firme convicción de que aquí tiene que haber un profundo error”, afirmó el ex tripulante del navío por el cual se afirma pasaron un centenar de detenidos. En ese sentido, añadió: “Lo que sean violaciones a los derechos humanos, soy el primero en lamentar las decisiones que han sufrido las personas, pero también exijo que se pongan en mi lugar”.

Según cifras oficiales, cerca de un centenar de personas pasó por el buque escuela “Esmeralda”, entre ellas el sacerdote Woodward, posteriormente de-saparecido.

Comentá la nota