91 milímetros en Resistencia: Bien en el centro y complicado en asentamientos

Los 91 milímetros que cayeron hasta el mediodía de ayer, desde prácticamente la medianoche no produjeron mayores complicaciones en el casco urbano, aunque sí hubo anegamientos temporarios.

En cambio en varios asentamientos la situación se complicó, sobre todo los que desaguan en el Canal Quijano. El mayor cúmulo de agua se precipitó entre las 2 y 4 de la madrugada lapso en que se registraron 60 milímetros.

La Municipalidad, informó que “pese a todo, el sistema de desagües de Resistencia funcionó correctamente y dentro de la medida de su capacidad, produciendo anegamientos temporarios en sectores de la ciudad y en los asentamientos espontáneos ubicados al sur del Canal de avenida Soberanía Nacional.”

La intensidad del agua caída en pocas horas, produjo anegamiento de calles en forma temporaria debido a que el sistema de desagües trabajó en forma colmatada pero con buen flujo de tránsito de los líquidos. Tal es el caso de sectores de avenidas Italia e Yrigoyen, Rodríguez Peña, Santiago del Estero y la esquina de 25 de Mayo y Hernandarias donde siempre se generan anegamientos que fueron escurridos en poco tiempo por el buen funcionamiento de los conductos y la recepción en las lagunas Argüello y Avalos, entre otros espacios lacustres.

Complicaciones

Los sectores de mayor complicación por anegamiento de calles se produjeron al sur de avenida Soberanía Nacional donde se ubican numerosos asentamientos espontáneos como Resistiré, Juan Perón, Menem Junior, Villa Nueva, Villa Don Andrés o Villa Facundo, que desaguan al Canal Quijano. El secretario de Obras Públicas Oscar Bonfanti explicó que “esta situación se debe a las malas condiciones en que se encuentra el Canal Quijano, cuya limpieza es responsabilidad de la Administración Provincial del Agua, lo que solicitamos a ese organismo en reiteradas oportunidades.” Detalló que “son barriadas que se instalaron en forma espontánea por lo que no se puede avanzar en la regularización de sus calles y sus sistemas de desagües fueron construyéndose de emergencia para evitar males mayores. A ellos se suma que las zanjas y desagües se taponan con residuos para permitir el ingreso de carros.”

“Los funcionarios recibimos en la oportunidad numerosos reclamos y pedidos por parte de los vecinos que reclamaron chapas y demás elementos para recomponer sus viviendas para lo que se pidió la intervención del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.”

Comentá la nota