Miles de personas festejaron el cumpleaños de Olavarría durante todo el día

Colectividades, artesanos, ONG locales, stands de escuelas y muchas familias. La gente se sumó a los festejos organizados por el Municipio por el 142º aniversario de Olavarría y hasta el clima acompañó. La ciudad celebró ayer durante todo el día con comida, tradiciones, juegos y alegría en el Parque Mitre.
Los árboles del Parque Mitre sirvieron ayer para dar un poco de aire fresco al intenso calor. Bajo su sombra cientos de familias y grupos de amigos se sentaron para sumarse a los festejos organizados por el Municipio para celebrar los 142 años de la ciudad. Muchos querían ocupar su espacio desde temprano para poder apreciar de cerca el espectáculo de La Mosca que llegaría a la noche.

El intendente José Eseverri y varios de sus funcionarios estuvieron desde temprano en el parque Mitre. Estuvieron también a lo largo del espacio habilitado para la fiesta los puestos de comidas y artesanías, más los stands de los representantes de las distintas colectividades como la italiana, española, portuguesa, libanesa, suiza, israelí, boliviana, la Agrupación Vasca, Alemanes del Volga de Colonia Hinojo y Colonia San Miguel. También dijeron presente los representantes de distintas provincias argentinas con sus comidas típica como Salta, Buenos Aires, La Pampa, Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy, Corrientes. La representante de la provincia de Corrientes mostraba orgullosa el slogan de su provincia: "Naturalmente divertida", mientras ofrecía empanadas fritas con cebolla de verdeo, tortas fritas clásicas y chipá. "Colaboramos con la Escuela Nº 502 que compartimos el stand y ellos ofrecen los productos dulces para la hora del mate. Nuestro slogan es "naturalmente divertida" porque somos de Goya y una de las características más representativas es el carnaval correntino, con mucho color y diversión".

Hubo lugares destacados para las localidades de Sierra Chica, Hinojo, Colonia Hinojo, Villa Alfredo Fortabat, Sierras Bayas, Colonia San Miguel, Recalde, Santa Luisa y Espigas.

Y por supuesto también cientos de familias aprovecharon el día y se trasladaron desde la mañana. Los grupos se vieron apenas pasadas las 10 de la mañana, con el equipo de mate completo. Y la gran mayoría se quedó a almorzar, aunque otros prefirieron ir a comprar la comida y comer en sus casas.

Marta llegó con su grupo desde el Barrio Sarmiento, con sombrilla y todo. "Mandé a mi hija a guardar el lugar", confesó, a escasos metros del escenario donde más tarde tocó La Mosca. "Nos encanta esto porque es una fiesta tranquila, es lo más importante porque uno anda con los chicos. Está para disfrutar".

Cerca de ellas un grupo de tres mujeres, dos hermanas y una amiga, compraron un pedazo de cordero y almorzaron juntas bajo la sombra de los árboles. "Vinimos como a las 11 de la mañana", contaron. "Es la primera vez que vengo porque vivo lejos. Este cordero está exquisito", coincidieron las tres, que se preparaban para el postre cuando EL POPULAR dialogó con ellas.

También los chicos disfrutaron de los juegos inflables que se dispusieron en la zona habilitada. Una familia que llegó desde Bolívar comentó que llegaron a pasar el día y a escuchar a La Mosca. "El año pasado nos quedamos con ganas, esta vez no. Les deseamos lo mejor en su cumpleaños, es realmente hermoso esta fiesta así que ojalá se cumplan todos los deseos de la ciudad de Olavarría", remarcaron Cecilia y Javier mientras sus tres chicos se subían a los juegos que estuvieron supervisados de los integrantes de MANO y personal municipal de la Dirección de Deportes, Recreación y Tiempo Libre.

Comidas y costumbres

La comida se vendió prácticamente toda. Los stands trabajaron durante todo el día y se tranquilizaron recién después de las 14. La Escuela Nº 30 de Espigas, por ejemplo, ofreció vaquillona con cuero, corderos, chorizos, sandwiches de jamón crudo, helados y gaseosas.

Muy cerca la comunidad italiana tenía pizzas encargadas desde la mañana. "Este año es pizza a la italiana, que tiene una característica especial por sus condimentos y el trabajo de la masa. Los hombres se ocuparon de la cocción y después cada región vende lo dulce para la tarde", comentó Nancy Pecoitz, vestida con trajes típicos al igual que quienes trabajaron durante toda la jornada.

También los alemanes del volga degustaron de sus platos típicos. "no trajimos muchos embutidos por el calor pero este año incorporamos la empanada pirok, que es con carne de cerdo picada y condimentada con un poco de chukrut y masa casera. Vendimos todo al mediodía", dijo Chicha Steimbach, mientas se preparaba con las mismas perspectivas para la noche. Por supuesto para la tarde no faltaron las tortas rusas y krepeles.

Las colectividades compartieron el espacio con stands como Amisrael (una agrupación que desarrolla actividades por la paz y la amistad entre los pueblos) o Appoa, que realizó su campaña de socios, brindó asesoramiento por castraciones y la posibilidad de adoptar una mascota.

Las comunidades indígenas también estuvieron presentes en el gran festejo de la ciudad. Invitados por la Comunidad Mapuche, llegaron desde Tandil un grupo que fabrica instrumentos musicales. "Algunos son de percusión, fabricados con caña, otros de cuerdas. Hay instrumentos para imitar el sonido de los pájaros, pequeñas calabazas que imitan el sonido de los búhos. La gente se engancha, le gusta, se acerca y pregunta todo el tiempo. El año pasado nos fue muy bien y nos gustó mucho la fiesta", elogió Giselle, la tandilense que fabrica en forma manual cada uno de los pequeños instrumentos.

Muy cerca los chicos de la Escuela Nº 65 vendieron comida y aprovecharon la presencia de EL POPULAR para reclamar "por nuestra secundaria". Desde Villa Aurora, los alumnos de la Escuela Nº 65 ofrecieron empanadas, choripanes, tortas y una bebida típica jujeña. Pero no dejaron de pedir: "nosotros estamos luchando para que se abran los 6 años de secundaria ahí mismo porque queremos independizarnos de la ESB Nº 9 de Loma Negra", dijeron los alumnos.

Mientras tanto, la tarde ya empezaba a reunir a mas gente que se fue acercando al parque Mitre para dar colorido y masividad a una fiesta que promete instalarse como la más importante de la ciudad.

Comentá la nota