Miles de hogares locales en riesgo de quedar sin garrafas por un paro.

Los empleados de las fraccionadoras reclaman un aumento salarial del 25%. En la zona sur de la ciudad ya hay distribuidoras de garrafas que se quedaron sin stock.
Desde ayer, los trabajadores de las fraccionadoras de gas de todo el país y entre ellas la que se encuentra ubicada en esta provincia comenzaron una huelga en reclamo de una suba salarial que derivará en una escasez en la provisión de garrafas a buena parte de las casi 200.000 familias que dependen del gas envasado para su uso hogareño.

La Federación Argentina Sindical del Petróleo y Gas Privados (FASPyGP) inició ayer un "paro de actividades por tiempo indeterminado" en toda la industria del gas del país en repudio a la "intransigencia patronal" a conceder un aumento salarial del 25%. Por la medida de fuerza que se inició a la cero de ayer se afectará el normal suministro de fluido en todo el país, aseguró el titular de la FASPyGP Alberto Roberti.

A nivel local, el delegado gremial Walter Torres sostuvo que "se ha suspendido el fraccionamiento y al no haber fraccionamiento en 2 ó 3 días va a empezar a escasear el gas", advirtió.

En la provincia, se fraccionan, según diferentes estimaciones, unas 3000 a 3500 garrafas diarias que luego se destinan a la venta en los diferentes negocios minoristas y distribuidores mayoristas de Capital, La Banda e interior.

Cabe destacar que el uso de gas en garrafas es el que está más generalizado en la provincia porque la cobertura del gas natural en red, sólo llega a un 20% -unos 40.000- aproximadamente de la totalidad de hogares de Santiago del Estero y se focaliza en las ciudades cabecera como Capital, La Banda, Termas o Frías. Pero además no todos los barrios de Capital y La Banda poseen el fluido de red, por lo que deben recurrir a las garrafas.

Anoche, un distribuidor del sur de Capital, Díaz Gas, ubicado sobre Independencia al 4000 y que abastece buena parte de esta zona de la ciudad y parte del oeste capitalino, manifestó: "Nosotros tenemos stock para 1 ó 2 días más, después nos quedamos sin garrafas".

María Salazar, propietaria de la distribuidora Santiago Gas, ubicada entre las calles 15 y 16 del populoso barrio Ejército Argentino comentó: "Nosotros estamos ya sin stock por el paro. Dicen que no se sabe por cuánto tiempo es, pero ya hoy nos hemos quedado sin stock y la gente sigue demandando".

En este distribuidor, la demanda es de 50 a 70 garrafas diarias, pero luego de la última entrega del viernes, no hubo reposición.

Desde Santa Rita Gas, una distribuidora ubicada sobre Aguirre sur al 3000, señalaron que, "al menos por hoy está normal, sabemos que hay un paro, pero no se sabe qué puede suceder mañana –por hoy-".

"Los negocios tienen lo que han comprado hasta el sábado que se ha distribuido todo lo que había, pero ya desde hoy no hubo distribución", sostuvo Torres, el delegado gremial de la distribuidora local ubicada en La Banda. Hoy se podría definir la extensión que tendrá la medida en un encuentro gremial que se concretará en Tucumán.

Comentá la nota