Milagro Sala recibió el apoyo de la CTA, Quebracho y Carta Abierta

Unas 3000 personas marcharon en Jujuy a favor de la líder piquetera y contra Morales
La dirigente piquetera Milagro Sala dio ayer una muestra de poder en Jujuy, después del ataque contra el senador radical Gerardo Morales que el viernes pasado condujo el movimiento que ella lidera. Unas 3000 personas marcharon ayer en las calles de la capital provincial para "desagraviarla" y para condenar a Morales por sus denuncias contra Sala.

Para participar del acto, viajaron hasta San Salvador de Jujuy el secretario general de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky; el jefe de la agrupación Quebracho, Fernando Esteche, y miembros de la agrupación intelectual del kirchnerismo Carta Abierta.

Sala, conductora de la agrupación Tupac Amaru, dio el discurso principal: "Para hacer nuestras obras no le quitamos nada a nadie. Al pueblo no le corresponden las migajas que otros dejan. Mientras más nos agravien, nosotros vamos a trabajar más", dijo.

Bajo un sol abrasador, militantes de organizaciones como Tupac Amaru, el Movimiento Territorial de Liberación y Argentina Avanza, entre otras, y de distintos puntos de la provincia participaron del acto en la avenida 19 de abril y Gorriti, la esquina de la Legislatura provincial.

"No quiero golpear a nadie", dijo Sala, en relación con el enfrentamiento que tuvo con el senador Morales, que fue el blanco de las principales críticas durante la marcha.

En el palco principal estuvo Yasky, que elogió a Sala: "Es la expresión más alta de las organizaciones sociales", enfatizó. A su lado, estaba el anterior líder de la CTA, Víctor De Gennaro. "El arma principal de la Tupac Amaru son los hornos de barro", dijo De Gennaro, en respuesta a las denuncias de Morales y otros dirigentes acerca de que el movimiento que lidera Sala tiene gente armada.

También estuvieron en el palco Carlos Girotti, de Carta Abierta, y Esteche. Además, adhirieron al acto las Madres de Plaza de Mayo, por intermedio de Taty Almeida, y el dirigente José Luis Rigazzio, del Partido Humanista.

Decisión judicial

Mientras ocurría la movilización, se conoció la resolución del juez federal Mariano Cardozo, que declaró su competencia para atender la denuncia contra Sala formulada por el senador Morales por la agresión que sufrió el viernes pasado. Poco antes, el fiscal Mario Snopek había emitido un dictamen en el que declaraba la incompetencia del fuero federal para investigar el caso.

En ese sentido, el jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, dijo que la Justicia debe "investigar" la situación denunciada por Morales. Pero rechazó las acusaciones al Gobierno por "financiar" a los grupos de desocupados y convertirlos en grupos armados. "Esta es una realidad ficticia que han inventado sobre que existe violencia, que se multiplica, se desarrolla, lo cual no tiene ningún sentido. Son estupideces", se quejó.

Comentá la nota