«Si Miki Francisco llega a entrar, habrá un antes y un después en el Concejo Deliberante»

Marcelo «Tin» Alonso es el candidato a concejal en segundo lugar de la Izquierda local, detrás de Miki Francisco. Convocado por LA MAÑANA, el joven no tuvo problemas en referirse a la marcha de la campaña y a cómo ve el Concejo Deliberante y las posibilidades de la fuerza política a la que representa.

¿Cómo marcha la campaña y qué expectativas tienen de cara al 28?

- La campaña marcha bien, estamos desarrollando la parte publicitaria, básicamente con pasacalles, que algunos han sido reciclados de campañas anteriores por una cuestión presupuestaria ya que manejamos casi nada de dinero, salvo el que juntan los compañeros, y algo que nos envía el MST. Siguiendo con lo publicitario, van a llegar afiches que también nos banca MST.

Estamos presentando la propuesta, charlando con los vecinos, el acortamiento de las elecciones por parte del gobierno nacional ha permitido que el trabajo que se tenía planificado de hacerlo un poco más largo en el tiempo, nos jugó en contra, por lo cual nos vemos imposibilitados de ir con más fluidez a las localidades, a las que siempre nos cuesta mucho entrar.

Incluso en el trabajo casa por casa los complica, porque ahora tienen que hacer campaña con días muy cortos...

- Sí, también, ni hablar de salir de noche con la pegatina de los pasacalles. Es cierto, se acortó mucho, eso complicó sobre todo a los partidos chicos, hablé a Buenos Aires y las boletas van a llegar sólo una semana antes de las elecciones, o sea que repartirlas va a ser complicado, por eso a aquella gente que siempre va con la boleta a la hora de votar, le pedimos que pase por el local los últimos días, que ya van a estar disponibles. Si llegan faltando una semana para las elecciones va a ser casi imposible repartirlas casa por casa.

En cuanto a las expectativas, siempre son buenas, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una elección legislativa, no está en juego la intendencia, desde hace varios años siempre está el run run de que Miki tiene que llegar al Concejo por su forma de ser, por su personalidad, por su característica fuerte que marca una clara oposición, por su formación. La gente va a tener la oportunidad el 28 de junio de votarlo para que llegue al Concejo Deliberante.

Miki vuelve a ser candidato porque es el mejor cuadro que tiene hoy la Agrupación Rodolfo Walsh, y entendemos que si él llega al Concejo, con el apoyo de la Agrupación detrás y con toda la gente que se quiera sumar y participar, creo que habrá un antes y un después en el Concejo Deliberante, no un Concejo que hoy está casi perdido, naufragando sin rumbo, hay poco debate ideológico, se tratan temas que por ahí no son de importancia para el común de la gente, que vive en los barrios, en las localidades, entonces creo que Miki le puede dar otra tonalidad, ser la voz disonante en el Concejo, que hace años que no se escucha.

El gran problema que enfrentan es que no mucha gente sabe lo que pasa en el Concejo Deliberante...

- Seguro. La mayoría de los concejales, si uno analiza el trabajo que vienen haciendo, hay varios que hace muchos años que están y a nuestro entender no cumplen con la función del concejal, porque no es sólo ir a estar en el despacho, ir a las sesiones y a las reuniones de comisión. El concejal tiene que marcar territorio, tiene que estar en el barrio, tiene que ir al Hospital, a las localidades, en la calle en contacto permanente con la gente.

Es cierto que a la gente le interesa poco el Concejo, no va a las sesiones, algunos ni deben saber cuántos concejales son, etc.; pero si la gente no viene, el concejal tiene que ir, y si va a un lugar y lleva al Concejo una problemática existente en un barrio, la cosa puede cambiar.

¿Creés que están ante una oportunidad histórica como lo que ocurrió en 2001?

- El 2001 fue muy raro, era un contexto alocado en lo económico, en lo político, en lo social, a nosotros nos tomó sin experiencia, desprevenidos, era la primera vez que participábamos como Agrupación en una elección y nos superó ampliamente, porque estuvimos a 300 votos de tener un concejal.

Este año por ahí hay algunos nexos de conexión con el 2001, es una posibilidad concreta que tenemos de llegar al Concejo Deliberante, de no ser así igual vamos a crecer. No tenemos encuestas, nos parece que la mejor es lo que te dice la gente, ha ido mucha gente a la casa particular de Miki y al local a buscar boletas, y faltan 25 días para las elecciones, esto es algo que no pasó ni en el 2001.

Creo que la gente está cansada de los mismos políticos de siempre, de los que quieren lavarse la cara y lo único que hace cuando salen a hablar es ensuciársela más. Cansada de los políticos que representan a la vieja política, como De Narvéz, Solá, entre otros, y nosotros de alguna manera somos la tercera fuerza en Bolívar desde hace mucho tiempo, sacando las divisiones que hay dentro de los justicialistas y radicales que van a jugar su propia interna dentro de una general.

La única alternativa clarita somos nosotros, ojalá que la gente lo vea así, y además de vernos como alternativa, que nos dé la posibilidad, porque si la gente no nos vota, desde afuera del Concejo podemos hacer muy poco, hemos presentado proyectos que fueron guardados en un cajón, más de eso no podemos hacer. Si la gente nos vota se va a dar cuenta que somos distintos y somos una alternativa clara en oposición a este gobierno. Ojo, oposición no quiere decir que todo lo que el gobierno de Simón hace está mal, ser oposición en otro sentido, marcar las cosas que están faltando y que este gobierno o la oposición no las marca, nosotros vamos a estar para eso y para hacer una fuerte gestión de control, que en los últimos años no ha habido, y hay muchas cosas que habría que controlarle más de cerca a este gobierno municipal.

Miki aparece como candidato fuerte ante la reelección de varios candidatos que ya llevan años en el Concejo y que encabezan las otras listas...

- Sí, quizás el candidato a concejal más fuerte que vemos es «Bali» Bucca; aunque en este último tiempo no ha estado en Bolívar y por ahí eso le juega en contra, como también la postura que tuvo con el campo o el hecho de estar con Kirchner, por todas las circunstancias que hemos vivido en estos últimos tiempos.

En ese sentido Miki por ahí es más fuerte como figura carismática, como líder, ahí podemos marcar una diferencia y estamos muy esperanzados en llegar al Concejo. De no ser así, crecer es importante, del 2001 en adelante hemos crecido en todas las elecciones y en algún momento se nos va a dar, si no es ahora será dentro de dos años o de cuatro, no importa, nuestro te-ma es no poner votos delante de principios, no transar, como se dice habitualmente. Nosotros nos movemos por convicciones, no por conveniencia como hacen otros políticos. Quizás el camino sea más largo, tuvimos posibilidades de hacer atajos y no los aceptamos ni los vamos a aceptar, y seguimos con la clara idea de llegar al Concejo para estar del lado de la gente y de ayudar en lo que podamos.

La política no es mala, es maravillosa, el tema es cómo se la usa, si se la sigue usando como hasta este momento los resultados están a la vista; pero si la usamos como una herramienta para transformar la realidad de los que más necesitan, es maravillosa.

¿Hablaste con Miki de una posible alternancia que podrían tener en el Concejo?

- No, Miki va a ser el concejal de la Agrupación por los cuatro años, en algún momento que tenga que viajar o lo fuere, sí; pero no es que va a faltar como faltan la mayoría de los concejales, se pedirá la licencia y asumiré yo que voy en segundo lugar; pero los cuatro años los va a cumplir Miki como corresponde, nada de candidaturas testimoniales.

¿Te sentís más preparado que en elecciones anteriores?

- Sí, ni hablar. Por mi función he aprendido mucho yendo a todas las sesiones del Concejo. Más allá de eso, en el 2007, que yo encabezaba la lista, me había preparado en cuestiones de la Ley Orgánica Municipal, del reglamento del Concejo Deliberante, que no sé si hay muchos concejales que lo sepan.

Todo te va dando mayor experiencia, el contacto con los medios, con la gente, siempre estás más preparado, de todas maneras nunca es suficiente, esto es una evolución constante, un militante tiene que ir aprendiendo de las cosas que se hacen bien, de las que se hacen mal para no repetirlas. Cada elección que pasa estamos mejor preparados en la teoría y en la práctica, porque suena rimbombante hablar de números, de leyes; pero el problema que tiene la gente es que no llega a fin de mes, que no tiene casa, que no tiene algunos servicios básicos que todavía en Bolívar están insatisfechos, creo que a eso es a lo que tenemos que apuntar.

¿Cómo te ves el 28 a la noche?

- (Risas). Cansado, seguramente festejando en el buen sentido de la palabra, reunidos en el local, esperemos que con una sonrisa. Si llegamos a meter un concejal vamos a venir a la avenida con la bandera del Che Guevara. Y si no festejaremos igual, con una sonrisa, más allá de lo que pase, nosotros no lo tomamos tan a pecho. Queremos que Miki llegue al Concejo y vamos a trabajar para eso; pero si no llega no nos vamos a bajonear.

Además ustedes están acostumbrados a esto, llegar sería un gran triunfo...

- Sí, quizás nuestra historia sea distinta a la de muchos; pero básicamente el domingo a la noche me veo junto a mis compañeros, luego de fiscalizar, con una sonrisa. Si Miki llega, ni hablar, no podemos pedir más, sería un broche interesante. Pero si no se da, crecer también nos va a permitir seguir proyectando de acá en adelante con otras cuestiones que por el adelantamiento de las elecciones se nos complicó.

¿Cómo van a hacer para contenerlo a Miki durante la transición de 6 meses si llegar a ganar una banca?

- Va a ser un trabajo difícil (risas). No, Miki en el último tiempo ha adquirido conocimientos del trabajo que debe hacer un concejal en comisión, estudiamos esas cuestiones entre todos. Tendrá que seguir dedicándose a la docencia, apuntalando una de las patas fundamentales de un país como la educación, que creo que Miki lo hace bien, y esperar con sus alumnos y empezando a ir al Concejo a delimitar cuáles son los problemas y las necesidades de la gente, para que desde el 10 de diciembre, si la gente lo manifiesta así en las urnas el 28, empezar a trabajar de una, no vamos a ir al Concejo a decir que somos nuevos, somos viejos en política, conocemos los mecanismos de estos órganos delibera-tivos, así que el 10 de diciembre, si llegamos, ya estaremos trabajando para la gente.

Comentá la nota